REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Empresas de medios estatales califican a periodistas de "traidores"

¿Ambiente tenso para periodistas? Miles de personas en ciudades y pueblos en todo Sri Lanka tomaron las calles en febrero para protestar contra la resolución propuesta del Consejo de Derechos Humanos de la ONU por supuestos abusos contra los derechos humanos durante la guerra civil del país
¿Ambiente tenso para periodistas? Miles de personas en ciudades y pueblos en todo Sri Lanka tomaron las calles en febrero para protestar contra la resolución propuesta del Consejo de Derechos Humanos de la ONU por supuestos abusos contra los derechos humanos durante la guerra civil del país

Rohan Karunarathne/DEMOTIX

Las autoridades de Sri Lanka amenazaron abiertamente a periodistas que apoyaron una resolución de la ONU que pide una investigación del abuso por parte del país de las leyes internacionales durante su guerra contra los separatistas tamiles, informan el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ), Human Rights Watch, la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y Reporteros sin Fronteras (RSF). Los funcionarios están llamando a esos periodistas "traidores" y uno amenazó con romperle las piernas.

La resolución del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, aprobada el 22 de marzo, pidió una investigación de las infracciones a los derechos humanos perpetradas por el ejército en la última parte de la larga guerra civil del país.

"En sus esfuerzos fallidos para bloquear la resolución del consejo, el Gobierno de Sri Lanka consideró adecuado poner en riesgo a sus propios ciudadanos mediante violentos ataques personales contra los defensores de derechos", acusó Human Rights Watch. "Se da crédito a los miembros del Consejo de Derechos Humanos que vieron a través de las tácticas de amedrentamiento del Gobierno para evitar la rendición de cuentas".

Los defensores de derechos humanos y periodistas que asistieron a la sesión de la ONU fueron etiquetados de traidores y sus fotos fueron publicados en los medios y blogs nacionales, informa Human Rights Watch. La BBC informa que aunque no se nombró específicamente a los activistas y periodistas, la televisión estatal de Sri Lanka hizo repetidamente acercamientos a fotografías levemente disimuladas de ellos, y prometió dar sus nombres pronto y "denunciar a más traidores".

"Aquí las cosas están muy tensas. Tuvimos protestas contra EE. UU. y contra la resolución los últimos días, y ahora estamos esperando para ver a quien golpearán luego", dijo un periodista en el país al CPJ.

Tal vez fue Sandhya Eknelygoda, la esposa del caricaturista y periodista Prageeth. En el tribunal del magistrado en el que Sandhya ha estado tratando de obtener información sobre el paradero de su marido, que desapareció el 24 de enero de 2010, fue sometida por un severo interrogatorio por los abogados del Gobierno respecto a su presencia en la sesión de la ONU, informa el CPJ. Antes de volver de Ginebra, también había sido denunciada en los medios controlados por el Gobierno.

En otra instancia, "El ministro de relaciones públicas Mervyn Silva advirtió que le rompería las piernas a algunos periodistas, que habían ido al extranjero y hecho diversas declaraciones contra el país, si se atrevían a poner el pie en el país", según el progubernamental "Daily Mirror". El CPJ dice que dado el historial de violencia contra los medios de Silva, sus amenazas se deben tomar en serio

Los miembros de IFEX han documentado numerosos ejemplos de empresas de medios estatales que criticaban a defensores y periodistas que apoyaron la resolución o se adhirieron a la campaña por los derechos humanos.

Por ejemplo, el periódico "Ceylon Daily News" atacó a tres importantes defensores de los derechos humanos y un periodista que defendían la resolución, y afirmó que apoyaban al grupo secesionista Tigres de Liberación de Tamil Eelam (LTTE) y estaban actuando para "traicionar a Sri Lanka", afirma Human Rights Watch.

Según la FIP, los ataques se han vuelto especialmente violentos desde que las principales asociaciones de medios y sindicatos de periodistas del país conmemoraron el "enero negro" este año para protestar contra la constante impunidad por los ataques contra la libre expresión que históricamente han ocurrido en el mes de enero.

El Gobierno del presidente Mahinda Rajapaksa tiene una prolongada y alarmante historial de denunciar a sus críticos, dicen los miembros de IFEX. Este mes, las autoridades militares de Sri Lanka dijeron a todas las organizaciones de medios y de noticias que tendrían que obtener autorización previa antes de publicar alertas de noticias como texto o SMS que contuvieran noticias sobre las fuerzas armadas o la policía; una restricción que supuestamente se levantó en agosto pasado.

Los que escriban sobre ellas sin permiso "tienen que estar preparados para ser secuestrados en una vagoneta blanca", dijo una fuente al CPJ, haciendo referencia a las vagonetas Hi Ace Toyota blancas con ventanas oscurecidas que se han usado antes para secuestrar a críticos y que aparentemente volvieron.

Último tweet:

Journalist Pascal Mayalla of Tanzanian newspaper Raia Mwema questioned by parliamentary committee in relation to st… https://t.co/5aHWPzbLCo