REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodistas protestan ante Parlamento por ley de prensa

El proyecto de ley de prensa de Sudán, de ser aprobado, restringirá gravemente la capacidad de los periodistas para acceder a información y difundirla, dicen Reporteros sin Fronteras (RSF) y el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ). Además, ARTICLE 19 y la Federación Internacional de Periodistas (FIP) expresaron inquietud acerca de las disposiciones represivas del borrador.

El Parlamento sudanés está debatiendo actualmente una nueva ley que regula la prensa. El proyecto da al Consejo Nacional de Prensa y Publicación (NPPC) facultades para cerrar periódicos, investigar arbitrariamente a periodistas, revocar licencias, confiscar equipo e imponer multas exorbitantes de hasta 50,000 libras sudanesas (aproximadamente USD 21,500). (Una nota reciente en el Sudan Tribune, sin embargo, dice que el Parlamento sudanés acordó retirar de la ley la disposición sobre multas.) La ley tampoco define qué constituiría un delito que demande esas medidas punitivas, ni toma medidas para garantizar la independencia del NPPC, un organismo ligado estrechamente a la oficina del presidente.

En mayo, unos 50 periodistas de la Red de Periodistas Sudaneses protestó contra la ley frente al Parlamento en Jartum. También el mes pasado, cerca de un tercio de los miembros de la Asamblea Nacional se retiraron de la cámara para protestar por la ley.

La FIP dio su respaldo completo al Sindicato Sudanés de Periodistas (SUJ) en su demanda de retirar las disposiciones represivas del proyecto de la nueva ley de prensa. El CPJ describió la ley propuesta como “un serio golpe contra los periodistas”; mientras el RSF se refirió a ella como “un grave paso hacia atrás”. Ambas organizaciones están pidiendo al Parlamento sudanés que rechace el proyecto de ley.

La situación de los periodistas en Sudán ya es difícil. La censura se intensificó en febrero de 2008 cuando los medios acusaron al Gobierno sudanés de apoyar un fallido golpe de estado en el vecino Chad y las tácticas represivas sólo han empeorando desde que la Corte Penal Internacional emitió su orden de arresto contra el presidente Omar Hassan Al-Bashir, informa el CPJ.

Actualmente, se está enviando a agentes gubernamentales a los periódicos en la hora del cierre para revisar el contenido y censurar noticias. Desde el principio del año, dos periodistas extranjeros, el tunecino Zouhir Latif, y la egipciocanadiense Heba Aly, fueron expulsados del país. Varios periódicos se han enfrentando a suspensiones mientras el periódico “Al-Alwan,” que fue allanado el año pasado, sigue cerrado.

La FIP, en su informe mas reciente “Breaking the Chains Campaign in the Arab World and Iran” (Campaña Romper las Cadenas en el Mundo Árabe e Irán) registró la presión constante contra periodistas en Sudán e instó al Parlamento a considera las propuestas enviadas por el SUJ. Mientras tanto, ARTICLE 19 y el Centro de Jartum para los Derechos Humanos y el Desarrollo Ambiental (KCHRED) recomendaron que el Consejo de Derechos Humanos de la ONU renovara el mandato del relator especial sobre la situación de los derechos humanos en Sudán.

Último tweet:

#FreeJournalistsKH: Cambodian journalists Oun Chhin & Yeang Sothearin remain in detention for treason & espionage… https://t.co/BjRiyYNu40