REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

En medio de nuevos bombardeos, las fuerzas de seguridad torturan a adolescentes, acusa Human Rights Watch

Las fuerzas sirias que combaten las protestas de oposición han detenido y torturado a adolescentes como si fueran adultos, acusa Human Rights Watch
Las fuerzas sirias que combaten las protestas de oposición han detenido y torturado a adolescentes como si fueran adultos, acusa Human Rights Watch

REUTERS

La sangrienta ofensiva contra el disenso de Siria no discrimina por edades: adolescentes a partir de los 13 años han sido detenidos y torturados con impunidad por las fuerzas sirias que combaten las protestas de oposición, documenta Human Rights Watch en un nuevo informe.

Aunque los combates entre las tropas del régimen y los rebeldes no dan señales de amainar, el informe de Human Rights Watch describe 12 ejemplos de adolescentes detenidos en condiciones "inhumanas" y torturados, así como otros casos de adolescentes baleados en sus casas o en las calles, o arrestados en las escuelas.

"Algunos adolescentes, unos de ellos de 13 años, informaron a Human Rights Watch que los oficiales los mantuvieron en confinamiento solitario, los golpearon y los electrocutaron, los quemaron con cigarrillos y los dejaron suspendidos de esposas metálicas por horas", reveló el informe.

Los padres de un muchacho de 13 años de Latakia dijeron que estuvo detenido nueve días en diciembre tras ser acusado de quemar fotos del presidente sirio Bashar al-Assad, incitar a otros adolescentes a protestar y atacar vehículos de las fuerzas de seguridad. Los oficiales de seguridad quemaron al joven con cigarrillos en el cuello y manos y le lanzaron agua hirviente al cuerpo, dijeron sus padres.

Un muchacho de 16 años de Tal Kalakh dijo a Human Rights Watch que las fuerzas de seguridad sirias lo detuvieron durante ocho meses en diferentes centros de detención después de que participó en protestas y de que leyó poesía política en ellas. En un caso, fue esposado al techo con los dedos dedos de los pies apenas tocando el suelo durante siete horas.

"Mientras estaba colgado, me golpearon durante unas dos horas con cables y me daban descargas eléctricas con picanas. Luego lanzaron agua al piso y me echaron agua desde arriba. Agregaron una corriente eléctricas y sentí la descarga. Sentí que me iba a morir", se afirma que el muchacho dijo. Sólo fue liberado después de que padre sobornó a un guardia de la prisión con 25,000 libras sirias (US$436).

Un ex detenido adulto contó a Human Rights Watch que algunos adolescentes eran sometidos a peores tratamientos que los adultos, incluyendo la violación, porque eran adolescentes.

"En muchos casos, las fuerzas de seguridad atacaron a adolescentes exactamente como hubieran atacado a adultos", dijo Lois Whitman, directora de derechos infantiles de Human Rights Watch.

Las Naciones Unidas dicen que más de 400 adolescentes han sido muertos en la ofensiva los últimos 11 meses y casi el mismo número fueron detenidos.

Algunos de los arrestos ocurrieron en escuelas. Una muchacha de 17 años dijo a Human Rights Watch que las fuerzas de seguridad entraron en su escuela y arrestaron a todos los muchachos de su grupo, después de interrogarlos acerca de las consignas contra el régimen pintadas en los muros de la escuela.

Casi todas las escuelas sirias están cerradas debido a los disturbios, en los cuales miles han sido muertos desde marzo pasado. Muchas de las escuelas fueron convertidas en centros de detención en las que francotiradores recorren las azoteas.

El informe de Human Rights Watch también se publicó en ruso para concentrarse en Rusia, que vetó el 4 de febrero junco con China una resolución que habría respaldado un plan de la Liga Árabe que pedía al presidente sirio Bashar al-Assad que renunciara.

Según informes noticiosos, Moscú ha sido un aliado estratégico de Siria durante decenios de apoyo para el régimen de la familia Assad y un importante proveedor de armas para Damasco, y Rusia se eriza cuando los intrusos tratan de dictar el cambio político interno en Damasco.

La polémica decisión de los dos países ocurrió durante el más mortal ataque sirio desde que comenzaron las protestas en el país hace casi un año. Según el International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI), el corresponsal de AFP Mazhar Tayyara fue muerto el 7 de febrero en la sitiada ciudad siria de Homs, que ha sido bombardeada por el ejército sirio durante días. Es el cuarto periodista muerto desde el inicio de las protestas, dice el IPI.

Los medios sirios operados por el Estado negaron que se hubiera lanzado un bombardeo contra Homs, e insistieron en que "grupos terroristas armados" estaban atacando a civiles y la policía, dicen los informes noticiosos.

Como señalan los miembros de IFEX, es casi imposible verificar los informes de medios de activistas o el Estado pues Siria restringe el acceso de los medios independientes y prohibió casi totalmente que los medios extranjeros operaran dentro de sus fronteras.

El gerente de libertad de prensa del IPI Anthony Mills declaró que "La ausencia de informes de medios independientes en Siria obstaculiza gravemente que el mundo comprenda lo que está ocurriendo ahí. El papel de un periodista es informar los hechos, no alinearse con una de las partes en un conflicto. Instamos al Gobierno de Siria a poner fin al bloqueo de los medios y permitir que los periodistas independientes hagan su trabajo".

Último tweet:

¿Sabías que en Brasil murieron al menos 22 comunicadores entre 2012 y 2016? Nuestro miembro @ARTIGO19 lanzó un inf… https://t.co/zNBea2vTVD