REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Bangkok en llamas; dos periodistas muertos y varios más heridos

Los manifestantes incendiaron Bangkok esta semana en represalia, después de que el ejército tailandés disolvió las manifestaciones de los 'camisas rojas' en el centro de la ciudad
Los manifestantes incendiaron Bangkok esta semana en represalia, después de que el ejército tailandés disolvió las manifestaciones de los 'camisas rojas' en el centro de la ciudad

via AP

El centro de Bangkok se convirtió en un campo de batalla en llamas después de cerca de dos meses de manifestaciones antigubernamentales, con al menos 39 muertos, entre ellos dos periodistas muertos en enfrentamientos, y cientos de heridos. Las tropas tailandesas irrumpieron hoy en el campamento de los 'camisas rojas' y aplastaron el movimiento y desencadenaron más violencia, informan la Southeast Asian Press Alliance (Alianza de Prensa del Sureste Asiático, SEAPA) y otros miembros de IFEX. Los medios han sufrido importantes daños: varias empresas de medios de comunicación han sido atacadas o cerradas para proteger al personal y otros periodistas han sido baleados y heridos. El Gobierno impuso un toque de queda nocturno en todo el país.

Aunque varios líderes de los 'camisas rojas' se rindieron y suspendieron las manifestaciones, los manifestantes reaccionaron incendiando la bolsa de valores, el segundo complejo de tiendas más grande del Sureste Asiático y varios bancos, y atacando oficinas de periódico y una estación de televisión. Las manifestaciones se difundieron al nordeste de Tailandia, donde los manifestantes incendiaron más edificios.

En toda esta ira de los camisas rojas debida a la injusticia social, los medios han estado bajo constante ataque de todas las partes. El Gobierno intentó controlar el flujo de información al bloquear sitios web, y cerrar canales de TV vía satélite que afirma estaban incitando a la violencia y difundiendo propaganda de los 'camisas rojas'. Varios periodistas y empresas de medios de comunicación han sido atacados por manifestantes que acusaron a los medios de cobertura tendenciosa.

El reportero gráfico italiano Fabio Polenghi murió tras ser herido en el pecho durante la reciente ofensiva, y al menos tres manifestantes murieron. El reportero holandés Michel Maas y un documentalista estadounidense sufrieron heridas de bala. El ejército dispara contra "todo lo que se mueva y no pregunta si uno es un reportero antes de disparar", dijo Maas. Otro periodista fue herido en un ataque con granada en la capital el 19 de mayo.

Los amotinados incendiaron el edificio del Canal 3, una estación de TV del Gobierno, y prendieron fuego a 10 vehículos de noticias, informa la SEAPA. Varias organizaciones de medios, ente ellas el "Bangkok Post" y "The Nation", enviaron al personal a casa, por temor de que las multitudes atacaran sus instalaciones.

"Unos 100 empleados de la estación de TV Canal 3 quedaron atrapados en el techo de su torre de oficinas, pero la mayor parte fueron rescatados después por helicóptero", informa "The Guardian". Mientras tanto, las estaciones de radio que simpatizaban con los 'camisas rojas' han difundido "comentarios incendiarios", dice la SEAPA.

Después de que tropas gubernamentales acordonaron el lugar en que se encontraban los manifestantes al cortar el agua y electricidad y formar barricadas para impedir a los 'camisas rojas' unirse a sus camaradas la semana pasada, tres periodistas fueron heridos en escaramuzas el 14 de mayo. El periodista canadiense Nelson Rand, que trabaja para el canal France 24 TV, fue herido tres veces. Subin Namchan, un fotógrafo del periódico en idioma tailandés, "Matichon", y Supawat Wanchantha, camarógrafo para el canal de TV Thai Voice, fueron baleados en las piernas. El día siguiente, el reportero tailandés Chaiwat Poompuang, que trabaja para la "The Nation", fue también baleado en la pierna mientras cubría los enfrentamientos.

El 13 de mayo, el reportero del "Internacional Herald Tribune" Thomas Fuller escapó por poco de ser asesinado cuando un francotirador disparó una bala a la cabeza de un comandante de los rebeldes a quien estaba entrevistando. El 10 de abril, el periodista de Reuters Hiro Muramoto fue baleado y muerto mientras cubría los combates entre manifestantes y fuerzas de seguridad.

Los ataques contra la prensa "en último término privan a los tailandeses de la información, las noticias y los comentarios que necesitan para comprender y avanzar en estos días peligrosos", dice la SEAPA. La organización de libertad de prensa insta además a los periodistas a no alinearse con las partes del conflicto y a brindar información fiable.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

From Snake to Dog, five dark years for journalism in China. "More than 50 journalists and bloggers are currently im… https://t.co/bEfAGX4UX1