REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Levantan decreto de emergencia pero continúan las infracciones a los derechos

La policía dispersa una manifestación de Camisas Rojas en Bangkok en mayo de 2010. Según el recientemente derogado decreto de emergencia, las reuniones públicas de más de 5 personas eran ilegales
La policía dispersa una manifestación de Camisas Rojas en Bangkok en mayo de 2010. Según el recientemente derogado decreto de emergencia, las reuniones públicas de más de 5 personas eran ilegales

Roland Dobbins/IRIN

Ocho meses después de los violentos enfrentamientos entre grupos antigubernamentales y fuerzas de seguridad del Estado, el Gobierno tailandés levantó finalmente el decreto de emergencia en Bangkok y tres provincias cercanas, informa la Southeast Asian Press Alliance (Alianza de Prensa del Sureste Asiático, SEAPA), pero los activistas de derechos no tienen mucha fe en que habrá muchos cambios.

El estado de excepción se impuso hace más de ocho meses en respuesta a la violencia en aumento por parte del Frente Unido por la Democracia contra la Dictadura (UDD), popularmente conocido como los "Camisas Rojas", que dejó 91 muertos y casi 2,000 lesionados, según informes noticiosos.

El decreto de emergencia permitió a las autoridades tailandesas imponer toques de queda, proscribir las reuniones públicas de más de cinco personas y detener a sospechosos sin cargos durante 30 días y censurar y prohibir a los medios la difusión de noticias que "causen pánico", declaran Human Rights Watch y la SEAPA.

Pero los miembros de IFEX siguen sin estar convencidos por el levantamiento de las leyes de emergencia.

Desde la violencia en abril, han cerrado estaciones de televisión vía satélite, canales de televisión en línea, estaciones de radio comunitarias y más de 1,000 sitios web, informa Human Rights Watch.

El Gobierno tiene otras herramientas como la Ley de Delitos Cibernéticos para "procesar a las personas con puntos de vista políticos diferentes", declaró la Red Tailandesa de Ciudadanos en Red a SEAPA. "Desde que fue aprobada en 2007 se ha vuelto el argumento legal para el arresto de varios usuarios de Internet y el bloqueo de numerosos sitios web en Tailandia", dice la red. Por ejemplo, Chiranuch Premchaiporn, director ejecutivo y moderador del sitio web de noticias independiente http://www.Prachatai.com, se enfrenta a más de 50 años de cárcel según la ley supuestamente por no haber retirado de un foro de web comentarios considerados injuriosos para la monarquía.

Además, el conflicto contribuyó a crear una desconfianza duradera entre periodistas y el público, afirma la Thai Journalists' Association (Asociación de Periodistas Tailandeses, (TJA). "Muchas personas sostenían el punto de vista de que los medios jugaron una parte en la escalada del conflicto político", explico la TJA, lo que impidió a los medios ofrecer informes precisos.

A pesar del levantamiento del decreto, el Gobierno sigue castigando a quienes lo critican. El mes pasado, un promotor de los medios libres, junto con otros nueve activistas de la sociedad civil, fue arrestado por ingresar a las instalaciones del Parlamento durante una marcha en 2006, informa la SEAPA.

Supinya Klangnarong, Secretario General de la Campaña por la Reforma Popular de los Medios, y otras nueve personas fueron acusadas el 30 de diciembre por infringir siete disposiciones del Código Penal, la más grave de las cuales es la "instigación del descontento público y la violencia en contra del Estado con la intención de socavar las instituciones democráticas clave". De ser condenados por los diversos delitos, cada uno podría enfrentarse a 20 años de cárcel.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

MISA-Zimbabwe wants ICT Minister to appreciate that grouping right to #privacy, access to information with consumer… https://t.co/kEPm8p9Mps