REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodista puede haber sido muerto por denunciar disputas por tierras

Un periodista y activista político tailandés que con frecuencia denunciaba disputas territoriales fue muerto a tiros en Phuket, Tailandia, informan la Southeast Asian Press Alliance (Alianza de Prensa del Sureste Asiático, SEAPA), la Federación Internacional de Periodistas (FIP), el International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI) y Reporteros sin Fronteras (RSF).

Wisut Tangwitthayaporn, redactor del periódico "Inside Phuket", conducía hacia su trabajo cuando fue baleado cuatro veces por un pistolero a bordo de una motocicleta, informa la SEAPA. Su esposa, que estaba en el automóvil con él, resultó ilesa, agrega la SEAPA.

La policía distrital afirmó que su investigación inicial tendría en cuenta la denuncia hecha por el periódico de la corrupción relacionada con el otorgamiento de títulos de propiedad de tierras por parte de Phuket a un grupo de influyentes empresarios y políticos. Por ejemplo, Wisut había combatido contra la invasión de tierras en Freedom Beach, un área remota que está dentro de los límites de una reserva forestal, y había estado informando del tema durante los últimos dos años, informa el IPI.

Según los medios de comunicación locales, Wisut fue líder local del Frente Unido para la Democracia contra la Dictadura, también conocido como "Camisas rojas", en la provincia en la que predominan los "Camisas amarillas". El grupo, cuyos miembros vienen en su mayor parte de las zonas rurales de Tailandia, se formó en 2006 para protestar por el golpe de estado militar que depuso al ex primer ministro Thaksin Shinawatra.

Estaba programado que encabezara una delegación de funcionarios del partido Pheu Thai, que simpatiza con los Camisas rojas, para inspeccionar Freedom Beach en Phuket un día después del día en que fue muerto, dice la SEAPA.

La Thai Journalists' Association (Asociación de Periodistas Tailandeses, TJA) y su rama provincial están investigando el caso.

Según Human Rights Watch, más de 20 ambientalistas y defensores de los derechos humanos han sido asesinados en Tailandia desde 2001, y pocos de los responsables han sido llamados a cuentas.

El año pasado, el prominente activista ambiental Thongnak Sawekchinda fue asesinado unos días después de informar que había sido amenazado de muerte si seguía protestando contra la contaminación generada por la industria del carbón en Samut Sakhon. Sólo después de su asesinato, el gobernador provincial ordenó a la policía proporcionar protección a la familia de Thongnak y otros miembros de la red.

Human Rights Watch dice que las investigaciones de estos tipos de casos ha sufrido a lo largo del tiempo de procesos de investigación policíacos incongruentes y a veces chapuceros, la negativa a proporcionar protección adecuada a testigos y su incapacidad para atajar la influencia política relacionada con los crímenes.

Último tweet:

Human rights fellowship seeks women journalists [Worldwide] https://t.co/Lp90zqtEtS@GMCZimbabwe @ZLHRLawyers… https://t.co/bap531190X