REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Campaña de difamación contra Al-Yazira; periodista golpeado

El Gobierno tunecino inició una campaña de difamación contra la estación de Qatar Al-Yazira como parte de su estrategia continua para silenciar el disenso para asegurar un quinto periodo para el presidente Zine El Abidine Ben Ali en las próximas elecciones de octubre, informa el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ). Esta es apenas una de las numerosas infracciones recientes reportadas por los miembros de IFEX.

Las empresas de medios de comunicación controladas por el estado han estado calumniando a Al-Yazira desde julio, cuando la estación cubrió una conferencia en Ginebra sobre el derecho de los disidentes tunecinos exiliados a volver a su patria y difundió entrevistas con importantes críticos de Ben Ali, informaron al CPJ los periodistas. Antes, el estado tunecino había reaccionado a la cobertura crítica de Al-Yazira con el cierre de su embajada en Qatar durante varios meses en 2006 y negar acreditación al corresponsal en Túnez de Al-Yazira, Lotfi Hajji.

El estado tunecino ha creado una cultura de temor, al intentar controlar a Al-Yazira "como si fuera una atribulada empresa de medios tunecina"; dijo al CPJ un periodista local.

Los corresponsales de Al-Yazira dijeron al CPJ que los tunecinos con los que se ponían en contacto para obtener noticias no podían hablar o sencillamente se negaban a dar sus puntos de vista.

Sin embargo, Hamma Hammami, ex editor del proscrito periódico "Alternatives" y vocero del Partido Comunista de Trabajadores Tunecinos estuvo dispuesto a hablar con Al-Yazira y criticó el expediente de derechos humanos del estado mientras estaba en París. Según la Red Árabe por la Información de Derechos Humanos (ANHRI) y Reporteros sin Fronteras (RSF), tras volver a Túnez, fue golpeado por la policía. Su espora, Radhia Nasraoui, una abogada y activista de derechos humanos, dijo a RSF que se encontró a Hammami en el aeropuerto con "la boca cubierta de sangre, los anteojos rotos y moretones en la cara, rodeado por unos 20 policías que seguían golpeándolo".

"Kull En-nass", un semanario privado cercano al ministerio del Interior tunecino, insultó a la familia gobernante de Qatar, que fundó Al-Yazira, y afirmó que sus patrocinadores y periodistas "están viviendo en un submundo de descaro, prostitución y sexo" y "doblegándose ante la influencia" de Estados Unidos e Israel, dice el CPJ.

La libertad de prensa en Túnez… está muy restringida y los periodistas independientes son acosados despiadadamente. Por eso, el CPJ está homenajeando a Naziha Réjiba con su Premio Internacional de Libertad de Prensa 2009. Está entre los periodistas más críticos de Túnez y editora de la revista de noticias en línea independiente "Kalima", que está bloqueada en Túnez.

Réjiba, también conocida como Um Ziad, ha sido intimidada y acosada desde noviembre de 1987, cuando Ben Ali llegó al poder en un golpe de estado. Su casa y sus líneas telefónicas están vigiladas; se le ha citado para interrogarla repetidamente. Réjiba cofundó "Kalima" en 2000 con la prominente periodista Sihem Bensedrine, quién además ha estado bajo la vigilancia gubernamental. Un año después, las dos periodistas fundaron el grupo de libertad de prensa Observatoire pour la liberté de presse, d'édition et de creation, (Observatorio para la Defensa de la Libertad de Prensa, Publicación y Creación, OLPEC). Tanto "Kalima" como el OLPEC están proscritos en Túnez.

Las fuerzas del estado siguen intimidando a periodistas en un intento de controlar las elecciones que se celebrarán este. Según el OLPEC, Nejiba Hamrouni, tesorero de la mesa directiva elegida democráticamente del Sindicato Nacional de Periodistas Tunecinos (SNJT) fue interrogado recientemente por tercera vez por agentes del estado respecto al manejo del presupuesto del SNJT. El estado se hizo del control del sindicato en agosto e impuso una mesa directiva que apoya al Gobierno, informa el OLPEC. Neji Bgouri, presidente del SNJT, también fue interrogado.

Hamrouni y Bghouri asistieron a la reunión regional de la Federación Internacional de Periodistas (FIP) en Ammán esta semana, donde los miembros de la FIP apoyaron los "llamados para revocar las leyes que atacan periodistas, la acción de los derechos de las mujeres y más protección para los medios independientes".

Último tweet:

Malaysia: After 12 years of intimidation, harassment, book banning, office raiding, threat against printers/book st… https://t.co/fF4TI8Dz6H