REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodistas en riesgo; prensa progubernamental intensifica ataque contra críticos

La intimidación y acoso de periodistas tunecinos ha sufrido una escalada en semanas recientes, informa el Observatoire pour la liberté de presse, d'édition et de creation (Observatorio para la Libertad de Prensa, Edición y Creación, OLPEC). El Grupo de Vigilancia de Túnez (TMG), integrado por 20 miembros de IFEX, pidió al Parlamento Europeo plantear las infracciones a la libre expresión ante el Gobierno tunecino en las próximas conversaciones.

Los miembros del TMG y OLPEC están especialmente preocupados por la mala salud del periodista encarcelado Taoufik Ben Brik. Los miembros de su familia, bajo intensa vigilancia policiaca, iniciaron una huelga de hambre el 6 de enero para protestar "por esta muerte lenta a la que está siendo sometido", informa el OLPEC.
Ben Brik, un conocido crítico del presidente tunecino Zine El Abidine Ben Ali, fue sentenciado a seis meses de cárcel en noviembre de 2009 después de una parodia de juicio. La sentencia del periodista Zouhaier Makhlouf va a concluir la próxima semana, pero él no puede ser liberado hasta que un tribunal vea su apelación.

Mientras tanto, los ataques contra otros periodistas son despiadados. Hoy, informa el TMG, el periodista Fahem Boukaddous fue sentenciado a cuatro años de cárcel por cubrir las manifestaciones en Gafsa en contra del desempleo y la corrupción. En diciembre, Moez Jemai, un corresponsal de Radio Kalima, sufrió el robo de sus documentos de identidad, informa el OLPEC. Cuándo intentó denunciar el hecho en la comisaría, la policía le ofreció dinero por dejar de trabajar con Radio Kalima, a lo que él se negó.

El Cairo Institute for Human Rights Studies (Instituto Cairota de Estudios de Derechos Humanos, CIHRS) y otras 43 organizaciones de derechos humanos árabes dieron a conocer el 11 de enero una declaración conjunta que repudia las campañas de difamación y ataques contra prominentes periodistas independientes y activistas de derechos humanos tunecinos. La declaración conjunta repudia a la prensa progubernamental tunecina por sus ataques contra periodistas disidentes y defensores de los derechos humanos que critican las políticas represivas del estado. "Las campañas, que contienen diversas incitaciones al asesinato, están preparando a la opinión pública para restar importancia a los posibles asesinatos de esos activistas, que ya están etiquetados como traidores", dice la declaración.

El periodista tunecino exiliado Salin Bagga ha recibido varias amenazas de muerte, informa el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ). La más reciente llegó a su casa en París en una carta proveniente de Líbano. "Nunca escaparás a nuestra venganza. Tampoco escaparán tus compañeros que están en las garras del sionismo y los restos del despreciable colonialismo", decía la carta. Bagga ha sido blanco de campañas de difamación respaldadas por el Gobierno. Cree que la reciente amenaza surge de la ira del Gobierno tunecino por sus colaboraciones a un libro publicado en Francia,"La Regente de Carthage", que describe la influencia corrupta de la esposa del presidente Ben Ali sobre la vida política y económica en Túnez, dice el CPJ.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

"No salir del país, no brindar declaraciones y no participar en ninguna protesta", fueron las condiciones que un ju… https://t.co/GNYeZ5wHGF