REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Libertad de medios en cuestión después de primeras elecciones tras la revolución

Manoubia Bouazizi, madre de Mohamed Bouazizi, el tunecino que se inmoló en un acto de protesta que inspiró la Primavera Árabe, hace ademanes después de votar en una casilla electoral en el distrito de Marsa
Manoubia Bouazizi, madre de Mohamed Bouazizi, el tunecino que se inmoló en un acto de protesta que inspiró la Primavera Árabe, hace ademanes después de votar en una casilla electoral en el distrito de Marsa

REUTERS / Jamal Saidi

Con 90 por ciento de los votantes de Túnez participando en unas elecciones libres por primera vez (las últimas fueron hace 55 años) el 23 de octubre, los miembros de IFEX están pidiendo numerosas reformas y compromisos políticos para nutrir estre gran anhelo de democracia. Los ataques violentos contra una estación de TV tunecina este mes demostraron la necesidad de seguridad, reforma jurídica y campañas educativas.

Con más de la mitad de los votos contados, el partido islámico moderado Ennahda ha obtenido aproximadamente 40 por ciento de los escaños entre los 100 partidos políticos que se presentaron a las elecciones. Las elecciones son las primeras en la región desde el comienzo de la Primavera Árabe y se ha informado en general que han sido libres y justas. La Asamblea Constituyente de 217 escaños tiene la tarea de preparar una nueva Constitución, actuar como Gobierno provisional y establecer la fecha para unas elecciones parlamentarias completas.

"El escenario está preparado para un complejo debate que pondrá a prueba a los medios tunecinos y su capacidad para dar a conocer los trabajos de la nueva asamblea", dice Rohan Jayasekera de Índice de la Censura, quien preside el Grupo de Vigilancia de Túnez de IFEX (TMG de IFEX). "A pesar de los esfuerzos sólidos de la Autoridad Nacional para Reformar la Información y las Comunicaciones (INRIC) creada tras la revolución, la evolución del paisaje de medios ha sido lenta".

En esta coyuntura política crucial, varias organizaciones de la sociedad civil que asistieron a un taller del TMG de IFEX en Túnez en septiembre recomendaron medidas para apoyar un paisaje de medios pluralista y libre y el Intercambio de información en línea. Entre ellas están la Asociación Tunecina de Mujeres Democráticas (ATFD), el Centro Tunecino para la Libertad de Prensa, el Observatorio para la Libertad de Prensa, Edición y Creación (Observatoire pour la liberté de presse, d'édition et de creation, OLPEC), el Sindicato Nacional de Periodistas Tunecinos (SNJ) y el Sindicato Tunecino de Radios Libres (STRL). El taller fue encabezado por la Asociación Mundial de Periódicos y Editores de Noticias (WAN-IFRA).

El TMG de IFEX reconoció "la dedicación sobresaliente de profesionales de los medios, grupos de la sociedad civil y organismos de consulta para reformar el sector de medios, tras décadas de represión y dureza. Su ambición y visión para su profesión y la sociedad ya no puede ser mantenida como rehén de aquellos cuyo único deseo es paralizar el proceso de reforma para proteger sus propios intereses".

En una declaración conjunta, el TMG de IFEX pidió que se autorizara a transmitir a las 12 estaciones de radio y cinco de TV recomendadas por el INRIC; que la nueva Constitución consagre la libertad de expresión, información y prensa; que el Gobierno apoye la viabilidad de medios independientes y nuevos mediante políticas fiscales y otras y que se revoquen las represivas leyes de censura de Internet.

La importancia de las medidas de protección de medios se hizo aún más clara después de un violento ataque contra Nessma TV, informan los miembros de IFEX. El 9 de octubre, más de 300 manifestantes furiosos intentaron irrumpir en las oficinas centrales de la estación de TV después de que transmitió la película "Persépolis", que los manifestantes consideraban antiislámica por el retrato imaginario que la personaje hace de Dios, según miembros de IFEX. La Red Árabe por la Información de Derechos Humanos (ANHRI) agrega que la multitud quería incendiar la estación.

Varios manifestantes fueron arrestados; sin embargo, las amenazas continuaron cuando dos días después, dos hombres entraron a las instalaciones de la estación de TV y amenazaron con matar a los empleados, según Reporteros sin Fronteras (RSF). Además, incendiaron los automóviles que estaban estacionados ese día frente a la casa de Nabil Karoui, director de Nessma TV.

También inquietante es que 144 abogados iniciaron medidas drásticas contra Nessma TV al firmar una carta que afirmaba que la transmisión de la película infringía la ley de medios previa a la revolución, pero que sigue vigente, informa Índice de la Censura. Karoui fue interrogado y puede enfrentarse hasta a tres años de cárcel, afirma RSF.

El 16 octubre, miles de defensores de la libre expresión marcharon pacíficamente en la capital tunecina para deplorar los intentos de censura de los grupos proislámicos. "No queremos pasar de una dictadura policíaca a una dictadura islámica", escribió un manifestante en su blog, según Índice de la Censura.

Además de la inquietud por el futuro de Túnez, Human Rights Watch informa que el prominente miembro de Ennahda Sadok Chourou dijo antes que su partido penalizaría la difamación o la injuria contra el islam.

Para ayudar a los votantes a informarse antes de las elecciones, Human Rights Watch investigó a una amplia gama de partidos políticos respecto a diversas cuestiones de derechos humanos usando un cuestionario e investigación independiente. Aunque Ennadha declinó las peticiones de entrevistas, los 13 partidos que respondieron acordaron que la difamación, actualmente sujeta a las leyes penales, se deberían someter al derecho civil.

"Para que la transición democrática tenga éxito, se debe transformar el paisaje de medios", declara la ATFD, que vigiló los medios durante las elecciones en coalición con otros grupos de derechos, entre ellos el SNJ y el OLPEC. Es importante, dice el grupo, "romper el monopolio de los medios privados y públicos" y alentar el "desarrollo de un espacio para las diferentes opiniones, donde la independencia de las opciones editoriales se proporcione con respeto al interés público".

Gracias a los prospectos para la medios independientes, RSF abrió una oficina el 13 de octubre en Túnez y lanzó una campaña pública para crear conciencia sobre la importancia de los medios libres a través de anuncios en periódicos y carteles. Human Rights Watch y otros grupos de derechos también abrieron oficinas regionales y locales en el país después de que la revolución empujó al Presidente a huir en enero tras tres decenos de control.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

The Pakistan government has rejected the application of more than a dozen international NGOs. AT least 20 civil soc… https://t.co/29GngbuUsr