REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Nuevas autoridades, ofensiva al estilo antiguo

Abril de 2012: Los tunecinos que desafiaron una prohibición de manifestarse en la legendaria avenida Habib Bourguiba en Túnez se encontraron con la represión de la policía
Abril de 2012: Los tunecinos que desafiaron una prohibición de manifestarse en la legendaria avenida Habib Bourguiba en Túnez se encontraron con la represión de la policía

Amine Landoulsi/DEMOTIX

Las fuerzas de seguridad en Túnez celebraron el Día de los Mártires el 9 de abril con la dispersión de miles de manifestantes, entre ellos más de una docena de periodistas, con gas lacrimógeno y cachiporras. Este es apenas el signo más reciente de que a pesar de que Zine el-Abidine Ben Ali fue el primer dictador en caer en los levantamientos árabes, continúan las infracciones a la libre expresión al estilo antiguo, informa el Grupo de Vigilancia de Túnez de IFEX (TMG de IFEX), una coalición de 21 miembros de IFEX.

Alrededor de miles de manifestantes desafiaron una prohibición gubernamental indefinida a las protestas en la avenida Habib Bourguiba de Túnez, la sede de las protestas que llevaron a la caída del dictador Ben Ali, y se manifestaron el 9 de abril, informa el TMG de IFEX. Estaban conmemorando el Día de los Mártires (que recuerda el evento en 1938 cuando tropas francesas abrieron fuego contra manifestantes tunecinos que pedían una Constitución) y marchando contra la tasa de desempleo al alza y las tensiones políticas en aumento.

Los manifestantes buscaron refugio en las calles y tiendas vecinas, mientras la policía los golpeaba con bastones y disparaba gas lacrimógeno contra la multitud esparcida. Según ARTICLE 19, las fuerzas de seguridad supuestamente arrestaron a varios manifestantes, pero no ha habido información sobre sus arrestos. El TMG de IFEX informa que al menos 14 periodistas fueron atacados, y Reporteros sin Fronteras (RSF) registra otros dos. Entre los atacados hubo periodistas internacionales, informa el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ).

Una protesta el sábado de miles de graduados desempleados se encontró con una violencia semejante.

"Un año de revolución y algunos de los hitos esenciales para la protección de los derechos humanos están cada vez más débiles. La proscripción indefinida de todas las protestas en la avenida Habib Bourguiba […] constituye una restricción ilegítima a la libertad de expresión y asamblea. El uso de la violencia por parte de las fuerzas de seguridad con ocasión del Día de los Mártires […] envía otro mensaje muy equivocado sobre la capacidad de Túnez de defender las libertades fundamentales", dijo Agnès Callamard, directora ejecutiva de ARTICLE 19.

El ataque por fuerzas de seguridad sigue a "un patrón de abuso policíaco", afirma el TMG de IFEX, que ha documentado varios incidentes en los últimos meses en los cuales la policía atacó a periodistas que estaban cubriendo manifestaciones.

Incluso en incidentes en los cuales las fuerzas de seguridad no fueron los perpetradores, la policía se hizo a un lado y ofreció poca protección a los atacados, acusa el TMG de IFEX. Por ejemplo, cuando un plantón en la Universidad de Manouba para protestar por la prohibición de que estudiantes que usaran niqab presentaran exámenes se volvió violenta, las fuerzas de seguridad no intervinieron y no hicieron arrestos.

"Pedimos al Gobierno que ponga en acción su retórica al dar pasos prácticos como capacitar a sus fuerzas de seguridad en la manera de interactuar positivamente con los manifestantes, sensibilizarlas sobre cómo trabajar con los medios e intervenir activamente para proteger el derecho a la libre expresión para que los ciudadanos puedan disfrutar este derecho fundamental sin temor de represalias", afirmó Virginie Jouan, presidenta del TMG de IFEX.

Túnez ha sufrido recientemente unos cuantos reveses a la libertad de prensa que hacen que los críticos se pregunten qué tan lejos ha avanzado desde la caída de Ben Ali en febrero pasado.

La declaración del TMG de IFEX también señala un inquietante patrón de ataques contra la libertad de expresión basados en la moralidad religiosa.

El mes pasado, se impusieron a dos hombres penas de cárcel de siete años por publicar escritos que se percibieron como ofensivos para el Islam. Ghazi Ben Mohamed Beji publicó un ensayo en que hacía una sátira de aspectos de la biografía del profeta Mahoma, y ridiculizaba abiertamente su vida sexual. El otro hombre, Jaber Ben Abdallah Majri, publicó imágenes en su página de Facebook con caricaturas del profeta Mahoma tomadas del libro de Beji, junto con escritos satíricos sobre el profeta del islam.

Según Human Rights Watch, ha habido al menos tres casos en que las autoridades interpusieron cambios por discursos considerados ofensivos para el islam o la moralidad desde que la nueva Asamblea Constituyente Nacional se reunió en noviembre de 2011. En un caso, Nasreddine Ben Saïda, director del periódico"Ettounsiyya", pasó una semana en detención previa al juicio en febrero por publicar una fotografía de una estrella de fútbol posando con su novia semidesnuda.

Luego está Nabil Karoui, director de Nessma TV, quien está en juicio por difundir la película animada "Persépolis", que contiene una representación gráfica de Dios, informa el TMG de IFEX. Muchos musulmanes creen que Dios no se debe representar en imágenes.

"En tanto estas leyes represivas de la era de Ben Ali sigan en los códigos, las autoridades tendrán la tentación de usarlas cuando les convenga políticamente", acusó Human Rights Watch.

Los miembros de IFEX están pidiendo a la Asamblea Constituyente Nacional que redacte una Constitución con fuertes salvaguardas para la libre expresión. ARTICLE 19 preparó un expediente de política basado en normas jurídicas internacionales de la libre expresión que pone la protección de los derechos humanos en el centro de la nueva Constitución. Léalo aquí.

Último tweet:

Indonesia told to respect media freedom in Papua after expelling BBC reporter Rebecca Henschke.… https://t.co/NyPOwr95uy