REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Usan penas de cárcel para silenciar a kurdos

A pesar del renovado interés del primer ministro turco en una paz permanente con la población kurda del país, cualquier que hable a nombre de la minoría étnica sigue enfrentándose con increíbles sentencias de cárcel, informan la Fundación de Comunicaciones de IPS (BIANET) y otras fuentes noticiosas.

Por ejemplo, el popular cantante kurdo Ferhat Tunc se está enfrentando a una sentencia de cárcel de hasta 15 años por difundir propaganda para el proscrito Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), durante un discurso que hizo el año pasado en un festival cultural en la provincia de Siirt, en el sureste del país, informa BIANET. En su discurso, Tunc dijo que estaba emocionado por el prospecto de paz con Turquía después de 25 años sangrientos. Más de 1,000 personas firmaron una petición para exigir que se retire el caso.

Mientras tanto, si el fiscal se sale con la suya, Gurbet Cakar, la gerente editorial de la única revista femenina de Turquía, "Renge Heviya Jine", pasará 20 años tras las rejas supuestamente por difundir "propaganda organizacional como si la revista fuera un órgano de publicación del PKK".

En un caso separado, el mes pasado se confirmó la sentencia de más de 50 políticos de la Sociedad Democrática Prokurda (DTP) por protestar contra el cierre de Kurdish Roj TV, un canal de satélite que difunde desde Dinamarca. Fueron condenados en abril de 2008 por "alabar el delito y a un delincuente" y ahora deben pagar una multa de casi US$600 cada uno.

En otra instancia, Aziz Ozer, gerente editorial de la revista "Guney", se enfrenta a siete y medio años de cárcel por publicar un relato de un miembro del PKK y una caricatura que se consideró que simpatizaba con la violencia del PKK.

Los informes noticiosos dicen que las sentencias llegan en un momento en que el Gobierno del primer ministro Recep Tayyip Erdogan está tratando de ganar sobre los kurdos de Turquía, que constituyen el 20 por ciento de la población de Turquía al otorgarles más derechos culturales. Aparentemente, se informa que los funcionarios turcos sostuvieron conversaciones secretas con un rebelde kurdo encarcelado para tratar de poner fin a los amargos combates con sus rebeldes que buscaban la autonomía.

Según los observadores británicos en el juicio, en el mejor de los casos el Gobierno turco está apoyando los procesos porque muchos de los acusados son miembros de la oposición y el próximo año es otro año electoral.

En el peor de los casos, los juicios son completamente políticos "para destruir o restringir todas las actividades e iniciativas desarrolladas dentro de la población kurda, y demoler sus instituciones clave y organizaciones de la sociedad civil vitales", dijo la delegación de Reino Unido, en la que hay parlamentarios, abogados y activistas de derechos humanos.

El grupo rebelde kurdo declaró recientemente un alto al fuego unilateral con las esperanzas de abrir un diálogo pero Turquía hizo caso omiso de él.

Cuarenta periodistas turcos en prisión están en espera de juicio por cargos de infringir el Código Penal o las leyes antiterrorismo de Turquía por su trabajo como periodistas, dicen la Federación Europea de Periodistas (FEP), el brazo europeo de la Federación Internacional de Periodistas (FIP). Más de 700 periodistas turcos se enfrentan a demandas con la amenaza de encarcelamiento.

Únase a la FEP y su organización afiliada, el Sindicato de Periodistas Turcos (TGS), para pedir la liberación incondicional e inmediata de los periodista prisioneros. Firme y envíe una tarjeta electrónica al primer ministro Erdogan aquí: http://www.ifj.org/en/pages/set-turkish-journalists-free

Último tweet:

#Syria’s ‘Disappeared’ Deserve Truth and Justice https://t.co/Wq5qHAs1uH @hrw @lamamfakih