REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Nuevo proyecto de ley protege a denunciantes internos, pero libertad de prensa sigue debilitada

El Parlamento ugandés aprobó un proyecto de ley que protege a las personas que revelen información sobre la corrupción o las infracciones a la ley en el Gobierno o los organismos privados, informa ARTICLE 19. Pero los periodistas ugandeses están luchando por el derecho a hacer su trabajo mientras las infracciones a la libertad de prensa tuvieron na escalada en el país en 2009, con incontables estaciones de radio cerradas, dicen grupos locales de derechos.

El Proyecto de Ley de Denunciantes Internos fue aprobado por el Parlamento el 3 de marzo, y alienta la transparencia y la rendición de cuentas. Ofrece procedimientos para que los ciudadanos ugandeses informen sobre la corrupción o la conducta inadecuada, en forma interna o a organismos gubernamentales externos. El proyecto de ley "prohibe las represalias contra los que revelen información de buena fe, y anula los castigos penales y civiles por revelar información secreta". Cualquiera que acose a un denunciante interno puede ser sometido a castigos penales. Sin embargo, el proyecto de ley no protege a los que acuden directamente a la prensa o al público. ARTICLE 19 está instando a Uganda a ir más lejos y a aplicar plenamente la Ley de Acceso a la Información de 2005.

Mientras tanto, las autoridades siguen tomando medidas enérgicas contra los medios. Los periodistas Robert Kalundi Sserumaga y Geoffrey Wokulira Ssebaggala llevaron al Consejo de Difusión ante los tribunales por supender sus programas de entrevistas radiofónicos, informa la Red de Derechos Humanos para Periodistas-Uganda (HRNJ-Uganda). El caso fue recibido en noviembre de 2009 y la audiencia fue pospuesta por segunda vez. "Se está retrasando y negando la justicia" dijo Ssebaggala.

El año pasado, el consejo proscribió los programas llamados "Ebimeeza" que ofrecían un foro para alentar la participación pública, para llamar a cuenta a las autoridades por sus acciones. En 2009, al menos 18 periodistas radiofónicos y de televisión fueron despedidos de sus trabajos. Además, después del cierre de las estaciones de radio cientos de periodistas no han podido hacer públicas sus quejas por temor a represalias.

Último tweet:

Uruguay: Vandalizan radio en Canelones y @CAinfouy pide que se investigue https://t.co/sEc8b4jb6k @lemarubini @fwernerv