REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Las autoridades usan deportación para sofocar disenso

GCHR

Se informa que uno de los activistas "EAU 5" que pasó siete meses en la cárcel el año pasado tras publicar declaraciones contra el Gobierno será deportado a las islas Comoras, un país cerca de Madagascar en que nunca ha estado, informan Human Rights Watch y Reporteros sin Fronteras (RSF).

El 22 de mayo, las autoridades detuvieron y luego iniciaron un proceso de deportación contra Ahmed Abd al-Khaleq, un activista conocido por sus campañas en blogs a favor de los derechos de los residentes sin estado conocidos como los bidun, dicen los miembros.

Según los miembros, Al-Khaleq, quien también es un bidun, fue presionado por las autoridades de los EAU para solicitar ciudadanía de las Comoras como un primer paso necesario para volverse ciudadano de los EAU. Su arresto ocurrió el día después de recibir aviso de que su ciudadanía de las Comoras había sido aprobada.

Las autoridades de los EAU no dieron información sobre su paradero exacto ni la razón de su arresto y posible deportación, dice Human Rights Watch.

"En lugar de brindar un remedio para la difícil situación de Ahmed Abd al-Khaleq y otros miles de residentes sin estado, las autoridades de los EAU lo presionaron para adquirir una naturalización extranjera para poder expulsarlo", dijo Human Rights Watch. "Las autoridades de los EAU deberán detener inmediatamente todo proceso de deportación contra él o liberarlo incondicionalmente".

El blog de Abd al-Khaleq, Emaraty Bedoon, contiene videos y declaraciones que subrayan la difícil situación de los residentes sin estado.

Debido a su situación de no tener estado, los bidun se enfrentan a graves obstáculos en muchas áreas como atención médica y educación, y muchos viven en la pobreza. Según Refugiados Internacional, son entre 10,000 y 100,000 en los EAU.


Muchos de los bidun en los EAU pueden pueden rastrear sus orígenes a las tribus nómadas que antes se desplazaban libremente alrededor de la región del Golfo o luego se volvieron inmigrantes que vivieron en los EAU pero no se inscribieron para obtener la nacionalidad cuando el país se formó en 1971, dice Human Rights Watch.

Según Human Rights Watch, la red Al Yazira informó en 2009 que el Gobierno de los EAU pagó US$200 millones al Gobierno de las Comoras, cantidad en ese momento equivalente al 40 por ciento del PIB del país, para ofrecer la ciudadanía a los residentes sin estado de los EAU.

Al Yazira dijo que los funcionarios de las Comoras especularon que los que recibieran la ciudadanía "nunca pondrían un pie en las islas". Los funcionarios de los EAU no han confirmado la existencia de un acuerdo bilateral.

Al-Khaleq es uno de un grupo de activistas conocidos como los "EAU 5" que habían estado encarcelados desde abril hasta noviembre de 2011 por "injuriar públicamente" a los líderes del país. Los hombres fueron indultados por razones que no son claras.

Otro miembro de EAU 5, el bloguero Ahmed Mansour, dijo a IFEX que no se le permite trabajar y no se le devolvió su pasaporte. De los cinco exdetenidos sólo el académico Nasser bin-Ghaith está trabajando.

La última detención de Al-Khaleq sigue a una serie de arrestos de disidentes en los EAU. En los últimos meses, las autoridades detuvieron sin cargos a 12 miembros de la Asociación por Reforma y Orientación Social (al-Islah), una asociación política no violenta que promueve una mayor adhesión a los principios islámicos.

Según Human Rights Watch, seis de ellos fueron arrestados por negarse a buscar otra nacionalidad después de que el gobierno afirmó haber revocado su ciudadanía por ser una amenaza para la seguridad nacional.

"Las autoridades de los EAU están usando las deportaciones y la revocación del estado de ciudadanía como una manera de silenciar el disenso en los EAU", declaró Human Rights Watch. "Deberían poner fin a esta práctica vergonzosa y respetar los derechos de la gente del país a la libertad de asociación y de expresión".