REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

PERFIL

Ahmed Mansoor: La conciencia de los Emiratos Árabes Unidos

Ha sido golpeado, agredido, se le ha prohibido viajar y se resistió a intentos de piratería altamente sofisticados. El famoso defensor de los derechos humanos emiratí Ahmed Mansoor nunca se dio por vencido. Ha estado detenido desde marzo de 2017 y ahora está siendo juzgado sin abogado.

El defensor de los derechos humanos Ahmed Mansoor habla con Reuters en Dubái, Emiratos Árabes Unidos, el 30 de noviembre de 2011, REUTERS / Nikhil Monteiro

"La única forma de contrarrestar la represión es revelándola."


Mansoor en una entrevista para The Independent en octubre de 2015, después de recibir el Premio Martin Ennals para Defensores de los Derechos Humanos

Ahmed Mansoor es uno de los defensores de los derechos humanos más conocidos del Golfo. En 2015, fue seleccionado por un jurado de diez organizaciones mundiales de derechos humanos para recibir el Premio Martin Ennals para Defensores de Derechos Humanos, que lo describió como "una de las pocas voces dentro de los Emiratos Árabes Unidos (EAU) que proporciona una evaluación independiente y creíble de la evolución de los derechos humanos en el país".

En las primeras horas del 20 de marzo de 2017, Mansoor fue arrestado después de que una docena de agentes de seguridad ingresaran a su casa en Ajman, uno de los emiratos de los Emiratos Árabes Unidos. Luego de este incidente y durante más de un año, se desconoció su paradero y se le prohibió hacer llamadas a su familia. Su esposa solo pudo visitarlo dos veces, brevemente y bajo estricta supervisión, el 3 de abril y el 17 de septiembre de 2017.

El 12 de abril de 2018 finalmente se reveló que Mansoor había sido llevado a los tribunales. Para sorpresa de muchos, su juicio ya había comenzado en marzo de 2018. Mansoor, cuya foto en Twitter es de otro activista emiratí también arrestado (el Dr. Nasser Bin Ghaith), está siendo acusado por las autoridades de los EAU de utilizar sitios web de redes sociales para "Publicar información falsa que daña la unidad nacional".

Poco después de su arresto, los expertos en derechos de la ONU declararon que "consideran el arresto y la detención del Sr. Mansoor como un ataque directo al trabajo legítimo de los defensores de los derechos humanos en los EAU", y agregaron que "el destacado trabajo del Sr. Mansoor para la protección de los derechos humanos y el avance de la democracia, así como su colaboración transparente con los mecanismos de la ONU, es de gran valor no solo para los EAU, sino para toda la región".

Al momento de redactar este documento, el juicio de Mansoor todavía está en curso. Se informó al Centro para los Derechos Humanos del Golfo (GCHR) que se realizó una segunda audiencia el 11 de abril de 2018. Pero como Mansoor no tiene un abogado que lo defienda, todavía no hay detalles exactos sobre los cargos.

Activo desde 2006, Mansoor se destacó por su exitosa campaña en 2006-2007 en apoyo de dos personas encarceladas por comentarios en redes sociales; las mismas fueron liberadas y sus cargos cayeron. Luego, se logró incluso que el Primer Ministro de los Emiratos Árabes Unidos emitiera una orden "para que no se encarcelen a los periodistas en relación con su trabajo".

En 2009, Mansoor dirigió un esfuerzo para oponerse a un proyecto de ley de medios que estaba siendo considerado por el gobierno de los EAU y que era considerado por muchos como una amenaza a la libertad de expresión y la libertad de información. Lanzó una petición instando al presidente a no aprobar el proyecto de ley, que luego fue suspendido.

Mansoor también dirigió el sitio UAEHewar.net (Hewar, حوار, que en árabe significa "diálogo"), que fue censurado por las autoridades en repetidas oportunidades. Durante uno de estos períodos de censura, en febrero de 2010, Reporteros sin Fronteras (RSF) informó que "algunos de los colaboradores del sitio creen que las autoridades lo están bloqueando para descubrir la identidad de los propietarios del sitio, que se autodenominan 'intelectuales emiratíes' ". Da la casualidad que Mansoor era uno de estos intelectuales, aunque no era el propietario del sitio.

Inspirados por la Primavera Árabe, cinco intelectuales, incluido Mansoor, lanzaron una petición el 3 de marzo de 2011 pidiendo reformas democráticas en los EAU. Esto llevó a su arresto tres meses después, en junio de 2011. En lo que se conoció como el caso UAE5 (Los Cinco de los EAU), el gobierno de los EAU los acusó de "insultar públicamente a los líderes de los EAU". Fueron condenados a tres años de prisión, pero fueron liberados durante una amnistía presidencial que marcó el día nacional de los EAU en noviembre de 2011, después de haber pasado casi ocho meses en la cárcel. Los otros cuatro activistas arrestados fueron el Dr. Nasser bin Ghaith, economista emiratí y docente en la sede de Abu Dhabi de la Universidad Paris-Sorbonne, y los activistas en línea Fahad Salim Dalk, Hassan Ali al-Khamis y Ahmed Abdul Khaleq.

También se cree que la indignación y presión internacional contribuyeron a su liberación. Su caso fue ampliamente difundido en la prensa internacional y por Amnistía Internacional, que acuñó el término "Los Cinco de los EAU" y los calificó de presos de conciencia. Human Rights Watch (HRW), Front Line Defenders, Índice de Censura y la Red Árabe para la Información de Derechos Humanos (ANHRI) también pidieron la liberación de los hombres, y más de 70 comediantes firmaron una petición lanzada por Amnistía Internacional durante el Festival de Edimburgo 2011. Debido a su condición de académico, el arresto del Dr. bin Ghaith también fue rechazado por Scholars at Risk y el Committee of Concerned Scientists.

En repetidas ocasiones, Mansoor también fue víctima de pirateo por parte del gobierno. En 2011, fue atacado "con una pieza sofisticada de spyware diseñada para desviar todo tipo de datos de su computadora". En 2016, Mansoor volvió a ocupar los titulares por algo que estaba fuera de su control. Recibió un texto sospechoso en su iPhone dando detalles de las torturas en las cárceles estatales del país. Mansoor, por entonces lo suficientemente cuidadoso como para no hacer clic, envió el mensaje a los investigadores de Citizen Lab que informaron que "reconocieron los enlaces como pertenecientes a una infraestructura explotada conectada a NSO Group, una compañía de guerra cibernética con sede en Israel que vende Pegasus, producto de spyware para "interceptación legal" exclusiva del gobierno". El escándalo posterior que exponía vulnerabilidades en iOS llevó a Apple a actualizar su sistema.

Como se mencionó anteriormente, UAEHewar.net fue repetidamente censurado por las autoridades. El 14 de marzo de 2010, Abdul Hamid Alkamiti, abogado emiratí y defensor de los derechos humanos, presentó una denuncia "ante el fiscal general de Dubái contra la Autoridad Reguladora de Telecomunicaciones, exigiendo la revelación de las razones detrás de la acción de censura". El sitio web ha sido suspendido desde entonces.

Mansoor también escribió sobre la difícil situación de los apátridas, conocidos en la región como bidoon (literalmente, "sin", como en "sin nacionalidad"). De hecho, uno de los UAE5, Ahmed Abul Khaleq, fue clasificado como bidoon y, por lo tanto, no tenía ciudadanía de los Emiratos Árabes Unidos cuando fue arrestado. El 21 de mayo de 2012, se le concedió un pasaporte de las Comoras y fue arrestado nuevamente por las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos al día siguiente. Obligado a elegir entre la expulsión permanente y la detención indefinida, Khaleq se fue a Tailandia. El día de su partida, el 16 de julio de 2012, los Emiratos Árabes Unidos revocaron su derecho de residencia, lo que impidió su regreso al país.

Deportar disidentes y activistas no es inusual en los EAU. Otro conocido activista, Iyad El-Baghdadi, palestino apátrida residente en los Emiratos Árabes Unidos, fue deportado luego de enfrentarse a la misma elección que Abdul Khaleq. El-Baghdadi se dirigió primero a Malasia y terminó en Noruega, donde solicitó asilo.

En 2016, Le Monde se reunió con un Mansoor que, con aspecto cansado, describió los diversos métodos de hostigamiento que se usan contra él. Entre otros, prohibición de viajar, vigilancia, sumas de dinero que misteriosamente desaparecen de sus cuentas bancarias, amenazas de muerte en línea e incluso golpes por parte de "extraños".

Mansoor también es miembro del Comité Asesor de la División de Medio Oriente y África del Norte de Human Rights Watch y de la Junta Asesora de GCHR. Tiene una Licenciatura en Ingeniería Eléctrica y una Maestría en Ciencia de las Telecomunicaciones de la Universidad de Colorado en Boulder, Estados Unidos.

Las otras caras de la libertad de expresión

Último tweet:

"...another deeply disturbing demonstration of the government’s determined efforts to cow Rappler into silence."… https://t.co/InIkBKrvpb