REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Es necesaria una reforma de ley de difamación

La ley de difamación en el Reino Unido se ha usado para proteger a los ricos y poderosos de la crítica mientras los "elevados costos implicados y la escala de daños han congelado la libertad de palabra", dice un reciente informe del PEN Inglés y de Índice de la Censura. El costo del proceso por difamación en Inglaterra y Gales es 140 veces mayor que el promedio europeo.

En 2008 las Naciones Unidas emitieron un informe que dice que la "aplicación práctica de la ley de difamación en el Reino Unido "disuade los informes de medios críticos sobre temas de interés público serio". La ONU sugirió además que la ley de difamación inglesa puede violar el ARTICLE 19 del Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el derecho a la libre expresión. Este informe de la ONU suscitó que Índice de la Censura y el PEN Inglés efectuaran sus propias investigaciones, y ambos grupos presentaron la Campaña por la Reforma de la Difamación en diciembre de 2009 con la organización Sense About Science.

El informe de Índice de la Censura y el PEN Inglés describe 10 defectos de la actual ley de difamación y hace sus propias recomendaciones.

Por ejemplo, el informe dice que "la ley de difamación existe para proteger a las personas contra declaraciones que tengan un significado que las disminuyan 'en la estimación de los miembros conscientes de la sociedad en general', o las expongan a 'odio, ridículo o desdén' o hagan que sean 'evitados'." En la ley inglesa el acusado lleva la carga de la prueba, lo que sugiere que la reputación del demandante es más importante que la libertad de palabra del acusado. Por eso los tribunales ingleses son muy populares entre los demandantes extranjeros, lo que lleva a lo que se conoce como el "turismo de la difamación".

El informe recomienda que el demandante deba demostrar que su reputación de dueño para poder interponer una acción por difamación. Y en respuesta al "turismo de la difamación" el informe sugiere que no se acepte ningún caso en esta jurisdicción a menos que "al menos 10 por ciento de los ejemplares de la publicación correspondiente hayan circulado aquí".

Los usuarios de Internet también están amenazados sin la protección y los recursos de una empresa de medios. "Muchos blogueros reciben mandamientos judiciales para retirar contenido de su página web publicado por otras personas". Es necesario reformar la ley de difamación para enfrentar la realidad de la publicación global y para proteger la libertad de palabra. El informe recomienda que la conversación interactiva y los servicios interactivos en línea (comentarios de un tercero en un blog) queden exentos de responsabilidad.

El costo paralizante de defenderse de una demanda por difamación es un grave impedimento a la libertad de palabra. El informe recomienda poner topes a costas y daños y perjuicios y sugiere que la principal compensación en una difamación sería una disculpa; la ley no se deberá usar para engrosar la cuenta bancaria del demandante. El 19 de enero, el secretario de Justicia Jack Straw anunció que estaba de acuerdo con las recomendaciones y que reduciría de 100 a 10 por ciento la cantidad que los abogados pueden reclamar en "cuotas de éxito" cuando ganan un caso.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Cambodia: Latest newsletter from @cchrcambodia on the situation of legal aid representation and news about a 70-yea… https://t.co/620ak0sqtO