REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Cobertura mediática del juicio de soldado de EE.UU. enfrenta opacidad

Reporteros sin Fronteras denuncia la opacidad y el secreto que rodean los procesos emprendidos por la justicia militar contra Bradley Manning, cuyo juicio debe abrirse el 3 de junio de 2013 en Fort Meade (Maryland). La organización expresa su preocupación por la reciente decisión del tribunal militar de apelaciones, que el 17 de abril de 2013 rechazó una solicitud de los medios de comunicación para acceder a los documentos relativos a los procesos legales en curso. Declarando que no era competente para responder favorablemente a esta petición, la corte creó un precedente inquietante para los medios de comunicación.

“Corresponde al Congreso estadounidense –que instituyó el tribunal militar de apelaciones y definió sus competencias– intervenir y asegurarse de la transparencia de los procesos en esta jurisdicción. El público debe poder acceder libremente a los documentos relativos al proceso Manning”, declaró Reporteros sin Fronteras. “Ahora que Bradley Manning corre el riesgo de ser condenado a cadena perpetua, más que nunca es necesario que se hagan públicos los elementos del juicio anunciado, en aplicación de la Primera y de la Sexta enmiendas de la Constitución de los Estados Unidos”, agregó la organización.

Esta reciente decisión se inscribe en un contexto poco propicio para el trabajo de los periodistas que cubren el caso Manning. Recientemente la juez de la corte prohibió en la sala del tribunal y en la sala de prensa, durante los debates, los teléfonos móviles, así como todo aparato que permita grabar. Esta decisión fue tomada después de que se difundiera en Internet un testimonio de Bradley Manning, grabado de forma clandestina el 28 de febrero pasado, en violación a las reglas de la corte.

Bradley Manning, joven analista del ejército estadounidense, está acusado de haber filtrado a WikiLeaks miles de documentos militares secretos relativos a las guerras de Afganistán y de Irak, entre noviembre de 2009 y mayo de 2010. El soldado de 25 años de edad enfrenta 22 cargos y corre el riesgo de ser condenado a cadena perpetua por “colaborar con el enemigo”, el más grave de los hechos que se le imputan.

Último tweet:

"at the end of the day this a story that is made up of hundreds of thousands of human interest stories"… https://t.co/WPGoVHk4sO