REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

EE.UU: Nuevas y preocupantes reglas para la prensa en la Casa Blanca

Una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Washington, D.C., le 7 novembre 2018
Una conferencia de prensa en la Casa Blanca, Washington, D.C., le 7 novembre 2018

Calla Kessler/The Washington Post via Getty Images

Este artículo fue publicado originalmente en rsf.org el 22 de noviembre de 2018.

Reporteros sin Fronteras expresa su preocupación por el nuevo conjunto de reglas establecidas para los periodistas durante las conferencias de prensa de la Casa Blanca. La Administración Trump avanzó la nueva normativa el 19 de noviembre, cuando anunció que se restablecería en su totalidad el pase de prensa al corresponsal de CNN, Jim Acosta.

La Administración Trump anunció el 19 de noviembre que restablecería completamente el pase de prensa del reportero de CNN Jim Acosta. Al hacer dicho anuncio, describió la nueva normativa que regirá la conducta de los periodistas en conferencias de prensa de la Casa Blanca y que, de no ser observadas, pueden derivar en la futura revocación de la acreditación.

Según las nuevas reglas, los reporteros pueden hacer "una sola pregunta" en una conferencia de prensa. La repregunta, una práctica tradicional para los reporteros de la Casa Blanca, solo estará permitida "a voluntad" del Presidente Donald Trump u otros cargos de la Casa Blanca. Las reglas también precisan que los reporteros deben "entregar físicamente" el micrófono cuando se les indique que lo hagan.

"Las nuevas reglas para conferencias de prensa de la Casa Blanca parecen convertir en comportamientos indecorosos y punibles las prácticas que, durante mucho tiempo, se han entendido como fundamentales para la manera en que los reporteros realizan sus actividades durante las reuniones informativas oficiales", señala Margaux Ewen, directora de la oficina de Reporteros sin Fronteras en Norteamérica.

"Todavía es más preocupante que la Administración ni siquiera involucrara a la Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca en su elaboración. Aunque aplaudimos la decisión de devolver en su totalidad el pase de prensa al Sr. Acosta, nos preocupa que las nuevas estipulaciones puedan conducir a revocaciones más arbitrarias de las credenciales de los periodistas".

Si bien en administraciones anteriores sí se han dado algunos casos en los que los reporteros perdieron el acceso a la Casa Blanca por razones de seguridad –tal como se describió en un artículo de 2010 en Foreign Policy-, es "inaudito" que un reportero pierda su pase de prensa como consecuencia de su comportamiento en una conferencia de prensa.

La Asociación de Corresponsales de la Casa Blanca (WHCA, por sus siglas en inglés) no ha intervenido de ninguna manera en la creación de estas reglas. "Mientras ha habido conferencias de prensa en la Casa Blanca, los reporteros destacados han hecho preguntas de seguimiento. Esperamos que esta tradición continúe", ha escrito el presidente de la WHCA, Olivier Knox, en una declaración.

Después de que se devolviera del pase de prensa a Acosta, CNN retiró su demanda contra la Casa Blanca. "Esperamos continuar cubriendo la Casa Blanca", escribió la cadena en un comunicado.

Tras caer dos posiciones el último año, Estados Unidos ocupa el puesto 45, entre 180 países, en la Clasificación Mundial de la Libertad de Prensa 2018 de Reporteros sin Fronteras.

Último tweet:

Con la ley también se puede cercenar la libertad. En #México presentaron en el Senado iniciativa que criminaliza la… https://t.co/jZOXCb4Mvj