REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodista pegado, otro amenazado de muerte; presidente amenaza con acción contra Globovisión

(IPYS/IFEX) - Un periodista fue pegado en Valencia, otro amenazado de muerte en Carabobo, y el Presidente Hugo Chávez acusó a la televisora Globovisió de instar a magnicidio, en el medio de reacciones a la no renovación de la concesión de la televisora Radio Caracas Televisión (RCTV).

El 28 de mayo de 2007, el reportero gráfico Wilfredo Hernández, del diario "El Carabobeño" de Valencia, en el estado Carabobo, al norte del país, fue levemente herido cuando cubría un enfrentamiento entre manifestantes que apoyaban a Televisora Social Venezolana (TEVES), que reemplazó a la televisora RCTV, y estudiantes que protestaban por el cierre de esta última. Según Hernández, los seguidores de TEVES agredieron a los estudiantes y, al ver que fotografiaba los hechos, le arrojaron botellas y piedras que le provocaron heridas leves.

El 29 de mayo el presidente Hugo Chávez acusó a la televisora Globovisión de incitar el desorden y el magnicidio, y advirtió que ejercerá acciones contra éste y otros medios de comunicación que, en su opinión, promuevan la inestabilidad en el país. Además, calificó de fascistas a los actores de televisión y periodistas que, a través de Globovisión, criticaron el cierre de RCTV.

El mandatario demandó a la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) y al ministro de Telecomunicaciones e Informática, Jesse Chacón, a estar pendientes de los contenidos que transmitan los medios.

Globovisión es un medio crítico al gobierno, y cubrió a plenitud el cese de las transmisiones de RCTV y las marchas de solidaridad al medio organizadas en varias zonas del país.

IPYS manifiesta su preocupación por las advertencias del jefe de Estado, que podría provocar la autocensura entre los medios que vayan a informar sobre el caso RCTV.

También el 29 de mayo, el reportero Darwin Rosales fue amenazado de muerte a su teléfono móvil. Rosales es corresponsal de RCTV en el estado Carabobo, al centro del país. Se presume que se debe a las actividades que ha promovido en favor de RCTV desde que se anunció la no renovación de la concesión del medio.

Rosales reveló que en la intimidación le afirmaron que tenían lista una orden de detención en su contra por incitar al desorden.

El reportero continúa laborando en RCTV, ya que el medio sigue publicando información por Internet.

Último tweet:

#Colombia: Diecinueve años del crimen de Estado contra Jaime Garzón https://t.co/xPYRDf9QwI @FLIP_org @Impunidad_FLIP @carobotero