REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodistas agredidos y amenazados durante manifestaciones en Barquisimeto; siguen roces entre gobierno y RCTV y Globovisión

(IPYS/IFEX) - Varios medios y periodistas fueron agredidos y amenazados en la ciudad de Barquisimeto, estado de Lara, mientras cubrían enfrentamientos entre grupos estudiantiles a favor y en contra de la decisión del gobierno de no renovar la concesión de Radio Caracas Televisión (RCTV). Además, periodistas de RCTV fueren negado acceso a una conferencia gubernamental en Caracas, y un equipo de Globovisión fue detenido brevemente al salir de una conferencia de prensa.

El 29 de mayo de 2007, un grupo de universitarios vestido con franelas rojas con el logotipo del Partido Socialista Único de Venezuela, promovido por el presidente Hugo Chávez, arrojaron piedras y botellas contra el vehículo de Promar TV, una televisora del estado de Lara, al centro de del país. El hecho ocurrió en Barquisimeto, capital de Lara, ubicado en el centro del país. El vehículo sufrió daños en el parabrisas y la carrocería. Según el reportero del medio, Erick Obermaier, la agresión ocurrió cuando él y otros periodistas intentaban entrevistarse con un grupo de estudiantes que protestaba contra el cierre de RCTV.

En otro incidente del 29 de mayo, el reportero gráfico Ricardo Marapacuto, del diario "El Impulso", fue agredido por un grupo de manifestantes cuando cubría una protesta de estudiantes universitarios a favor de RCTV, en la ciudad Barquisimeto. El reportero intentó fotografiar a los agresores, pero éstos se colocaron capuchas y volvieron a agredirlo. Marapacuto sufrió heridas leves en una pierna. Poco después, el reportero intentó fotografiar a un joven que golpeó a una estudiante. El agresor y sus compañeros intentaron quitarle la cámara. Marapacuto pudo refugiarse con los policías.

El 31 de mayo, la periodista Jaimet Prato y el fotógrafo Juan Diego Vilchez, del diario "El Impulso", fueron amenazados por un grupo de estudiantes de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador (UPEL), que protestaba contra la marcha en apoyo a RCTV organizada por otros alumnos de la misma institución, en la ciudad de Barquisimeto. Los estudiantes lanzaron tres bombas lacrimógenas al segundo piso de la universidad, donde estaban los otros manifestantes y los periodistas. Vilchez se lesionó el tobillo cuando huía del lugar. Según Prato, los agresores les advirtieron que si publicaban la información, nunca más entrarían a la sede universitaria.

Mientras tanto, también hubo roces entre el gobierno y reporteros de RCTV y Globovisión en Caracas.

El 29 de mayo, personal de seguridad del Ministerio del Interior y Justicia impidió al equipo reporteril de RCTV ingresar a la conferencia de prensa que ofreció el ministro Pedro Carreño y las autoridades municipales de Caracas, que discutían sobre las medidas de seguridad a realizar ante las manifestaciones ocurridas en la ciudad en días previos. El equipo estaba formado por la periodista Francia Sánchez, el camarógrafo Giovanni Campos y el asistente de cámara, Raúl Medina.
Según el testimonio del equipo reporteril, al principio, les dijeron que no ingresarían porque era una conferencia sólo para medios oficiales, pero los comunicadores comprobaron que eso no era cierto. Tras insistir, un funcionario - que no se identificó - les afirmó que, a partir de la fecha, RCTV no ingresaría más a ese ministerio.

El departamento de Prensa y Relaciones Públicas del Ministerio del Interior y Justicia indicó al IPYS que no existe ninguna orden emitida por el ministro que prohíba a RCTV ingresar. Asimismo, aclaró que los reporteros no pudieron ingresar al ministerio porque al canal se le venció la concesión y no está funcionando. Además, la funcionaria, que decidió no identificarse, dijo que el ministerio no ha recibido ninguna notificación de parte de RCTV en la que le anuncien que sus equipos reporteriles continúan trabajando. Pese a que RCTV cesó sus transmisiones en señal abierta el 27 de mayo pasado, el medio continúa transmitiendo su noticiario a través de Internet.

El 30 de mayo, guardias de la Policía Militar retuvieron a un equipo de reporteros de Globovisión durante una hora en Caracas. Los reporteros salían del Fuerte Militar Tiuna tras cubrir una reunión entre los ministerios de Defensa y de Ciencia y Tecnología, en la que se debatió el uso del espectro radioeléctrico. Según la periodista Delvalle Canelón, los guardias les exigieron identificarse. A pesar de hacerlo, les impidieron salir del cuartel. Sólo cuando la reportera se comunicó con personas allegadas al ministro de Defensa, les permitieron irse. Luego, la Policía Militar se disculpó asegurándoles que hubo una confusión, ya que se pensó que tenían relación con un vehículo abandonado en la sede militar, presuntamente, de la televisora RCTV.

Último tweet:

El derecho humano de informar y ser informado es fundamental https://t.co/vMWtzGtf73 @IPLEXcr