REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodistas agredidos en hechos distintos por guardias de senadora colombiana y simpatizantes de partido político

(IPYS/IFEX) - Periodistas fueron agredidos en dos hechos separados por grupos distintos el 1 y 6 de agosto de 2008.

El 1 de agosto, una periodista de RCTV Internacional, Jessica Flores, y un reportero gráfico del diario "El Carabobeño", Frederick Mills, fueron golpeados por un agente de seguridad de la senadora colombiana Piedad Córdoba, cuando intentaban cubrir la visita inesperada que realizó la parlamentaria a la sede del Consejo Nacional Electoral (CNE), organismo electoral de Venezuela.

Flores dijo al IPYS que cuando intentó acercarse a la senadora para preguntarle el motivo de su visita, fue agredida por un guardaespaldas.

Mills relató al IPYS que uno de los efectivos de seguridad de la senadora también lo empujó y que luego el chofer del vehículo en el que se trasladaba Córdoba abrió la puerta del carro y lo golpeó en el brazo derecho.

IPYS protesta por estos actos de violencia que obstaculizan el trabajo de la prensa.

El 6 de agosto, el periodista Carlos Sulbarán y su camarógrafo Carlos Moya, de la televisora Telellano, así como la comunicadora social Aida Charitin y el reportero gráfico Iván León, del diario "De Frente", fueron agredidos e insultados por simpatizantes del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), en el estado Barinas, al sur del país.

Sulbarán relató al IPYS que recibieron empujones y manotazos en el rostro. A Moya le taparon el lente de la cámara para impedir que siga cubriendo y a Charitín le tiraron su grabadora y teléfono celular al suelo.

Las agresiones se produjeron cuando los periodistas cubrían una rueda de prensa de presentación de los candidatos a la gobernación del estado Barinas y al Consejo Legislativo Regional. La postulación de algunos nombres provocó el descontento de un sector de seguidores del PSUV, molestos por la exclusión de sus candidatos. Algunos protestantes entraron por la fuerza al recinto y causaron destrozos delante de los periodistas.

Ninoska Grima, jefe de la gubernamental Oficina Regional de Información, le dijo al periodista Sulbarán que no grabara los desmanes. Al mismo tiempo, personal de seguridad del PSUV amenazó con agredir a Moya si seguía grabando. También le dijeron que lo habían registrado en fotografías y que sólo faltaba ubicar su lugar de residencia.

Posteriormente, cuando dieron por terminado su trabajo, Sulbarán y su camarógrafo fueron al canal y cuando llegaron les informaron que Grima había realizado una llamada al presidente de Telellano prohibiendo que se sacaran imágenes de lo ocurrido. Las imágenes no fueron difundidas.

Sulbarán solicitó no cubrir más la fuente del PSUV en vista de lo ocurrido.

IPYS rechaza estas agresiones y esta acción de censura por parte de una funcionaria gubernamental que violentan el derecho de estos periodistas a realizar su trabajo y el derecho de los ciudadanos a estar informados.

Último tweet:

Would you like to learn more about practical tools and tactics to defend against online hate and harassment? Check… https://t.co/Yata0Hg2y3