REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Reformas jurídicas infringen la libre expresión

En las últimas semanas del Parlamento venezolano saliente, controlado por el presidente Hugo Chávez, una serie de proyectos de leyes de medios represivos que limitan la libre expresión y amenazan los derechos humanos están siendo impulsados para su aprobación, informan el Instituto Prensa y Sociedad (IPYS-Venezuela), la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP), el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ), Reporteros sin Fronteras (RSF) y ARTICLE 19.

RSF sugirió que los proyectos de ley se debatirían mejor cuando el nuevo cuerpo legislativo, que tiene más candidatos de oposición, comience a sesionar el 5 de enero. Pero Chávez está presionando intensamente a favor de la adopción de leyes que controlen la información, especialmente en Internet, y alienten la autocensura de medios debido a sus vagos términos, dicen los miembros de IFEX.

El 20 de diciembre, una enmienda a la Ley de Responsabilidad Social en Radio y Televisión (Ley Resorte), que restringe el contenido para radio, televisión e Internet fue aprobada por la Asamblea Nacional y se espera que entre en vigor una vez que Chávez la firme y la convierta en ley.

La enmienda limita el acceso a los sitios web si difunden contenido que incite a la violencia en contra del Presidente y prohíbe a los medios producir mensajes que puedan constituir "manipulaciones de medios dirigidas a promover la confusión entre los ciudadanos o a alterar el orden público" o que "ignoren a las autoridades." También prohíbe los mensajes que pudieran "ser contrarios a la seguridad de la nación".

La ley estipula multas para aquellos que no difundan el himno nacional o no difundan los mensajes estatales. Un delito contra el Presidente podría llevar a una multa de hasta 10 por ciento del ingreso anual bruto de la difusora o proveedor de servicio de Internet o una suspensión de 72 horas.

IPYS-Venezuela señala que la ley está redactada vagamente y se podría aplicar a blogs o diarios en internet, sitios de redes sociales y plataformas usadas para teléfonos celulares.

Las enmiendas a otro proyecto de ley que espera la firma del presidente, la Ley Orgánica Nacional de Telecomunicaciones, permitirán a las autoridades examinar, filtrar y bloquear el tráfico de Internet hacia y desde Venezuela.

Según el CPJ, un artículo eliminado del proyecto final de telecomunicaciones hubiera obligado a los propietarios de todas las estaciones de radio y TV a volver a registrarse ante la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (CONATEL) en persona.

El proyecto de ley final que se aprobó cambia la duración de las licencias de difusión de 20 a 15 años y permite a la CONATEL retirar las licencias de las difusoras que infrinjan la ley más de una vez, lo que obligaría a Globovisión, la única difusora crítica superviviente, a salir del aire, informa el CPJ. El presidente de Globovisión, Guillermo Zuloaga, huyó del país en junio después de que las autoridades emitieron una orden de arresto en su contra.

Otros dos proyectos de ley que se están debatiendo socavan gravemente el trabajo y la independencia de las organizaciones de derechos humanos en el país. Un proyecto de ley, sobre Cooperación Internacional, requiere que las organizaciones se sometan a una supervisión gubernamental sumamente discrecional si se dedican a cualquier actividad internacional.

El segundo, sobre la Protección de la Soberanía y la Autodeterminación, prohíbe las donaciones o contribuciones de fuentes que no sean personas o entidades jurídicas venezolanas. Las organizaciones que no cumplan serán multadas con el doble de la cantidad de ayuda monetaria que hayan recibido, informa IPYS-Venezuela.

"Este conjunto de leyes propuestas no cumple las normas internacionales y parece hacer a un lado la autoridad de la nueva asamblea que aún no ha tomado posesión de su cargo", afirmó ARTICLE 19. Las reformas legales están ocurriendo apenas unos días después de de que el parlamento diera a Chávez facultades para gobernar por decreto durante 18 meses.

El 16 de diciembre, los defensores de los derechos humanos que protestaban contra las propuestas frente a la Asamblea Nacional fueron atacados por supuestos simpatizantes de Chávez. El periodista y activista Carlos Correa - que también es miembro de la Alianza por la Libertad de Expresión, una coalición de ONG de la que forma parte IPYS-Venezuela - fue golpeado en la cara con un objeto y recibió una amenaza de muerte.

ADDITIONAL INFORMATION
Noticias afines en ifex.org


Último tweet:

The @PeriodistasPy asks @Twitter to collaborate in finding the resposible of the threats to their secretary General… https://t.co/iFAkNzW2GO