REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

La seguridad de periodistas a prueba después de elecciones en Venezuela

REUTERS/Tomas Bravo

Los efectos de la extrema polarización mediática que vive Venezuela son más que nunca de temer ahora que la victoria de Nicolás Maduro en las elecciones a la presidencia de la República fue impugnada por la oposición debido a la pequeña diferencia de votos. Las manifestaciones que se llevan a cabo y que se realizarán en varias regiones del país acentúan los riesgos de seguridad –ya de por sí elevados– de los periodistas y de la libertad de información.

La organización tuvo conocimiento de dos incidentes registrados la jornada del 15 de abril, durante las protestas de la oposición, que reclama un recuento integral de las actas electorales.

En Caracas, partidarios del candidato de oposición Henrique Capriles Radonski rodearon el edificio de la cadena informativa latinoamericana TeleSur y del principal canal de televisión del Estado, Venezolana de Televisión (VTV). Las direcciones de las dos cadenas denunciaron que su personal fue blanco de amenazas e insultos.

Por su parte, el Instituto Prensa y Sociedad en Venezuela (IPYS-Venezuela) informó que ese mismo día en San Francisco (estado de Zulia, noroeste) funcionarios de la policía detuvieron al reportero Juan José Faría, al fotógrafo Eduardo Méndez y a su chofer, Yolman Bejarano, empleados del diario privado regional La Verdad. Los tres cubrían una protesta organizada por la oposición, “cacerolazo”, cuando la policía los detuvo acusándolos de ser “desestabilizadores”. Les quitaron su material profesional y los teléfonos móviles; se espera que el 16 de abril comparezcan ante los tribunales en audiencia preliminar.

“En medio de un contexto en el que cada medio de comunicación y, sobre todo, cada periodista, corre el riesgo de convertirse en rehén de una situación política explosiva, hacemos tres recomendaciones urgentes, en seguimiento a aquellas que hicimos antes de las elecciones del 14 de abril:
• que las autoridades competentes garanticen de forma equitativa la seguridad de los periodistas que cubren las protestas y las contramanifestaciones;
• que el discurso de los campos políticos presentes y de sus militantes sea difundido en los medios de comunicación de la manera más equilibrada posible;
• que los columnistas y directores de los medios de comunicación se abstengan de escaladas verbales y de acusaciones mutuas, que no hacen sino agravar el peligro que corren los periodistas que cubren los hechos.

Estas recomendaciones implican, evidentemente, la responsabilidad de los dos principales actores de las elecciones: el presidente electo, Nicolás Maduro, y su adversario, Henrique Capriles Radonski. Ambos tienen el deber de velar por el respeto de las libertades constitucionales fundamentales: la seguridad, el derecho de circulación y la información pluralista”, declaró Reporteros sin Fronteras, que desea que estas recomendaciones sean retomadas por la Organización de los Estados Americanos (OEA), la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC) y la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR).

ADDITIONAL INFORMATION

Último tweet:

Tenemos un nuevo perfil sobre la defensora de los derechos humanos Máxima Acuña de Chaupe https://t.co/r4sdCbufht #Perú