REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periódicos en Venezuela suspenden publicación debido a la escasez de papel periódico

Un quiosco de periódicos en Venezuela
Un quiosco de periódicos en Venezuela

AP Photo/Fernando Llano

La Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) solicitó al gobierno de Venezuela suprimir los requisitos de entrega de divisas para la importación de papel periódico y otros materiales para la producción de diarios, con el fin de que varios de ellos puedan restablecer sus publicaciones tras haberlas suspendido por la falta de insumos.

La SIP conminó a las autoridades venezolanas a dejar sin efecto trámites burocráticos que empañan la libertad de prensa en el país. El presidente de la Comisión de Libertad de Prensa e Información de la SIP, Claudio Paolillo, recordó que “las licencias para la importación de papel o equipo periodístico”, tal como se expresa en la Declaración de Chapultepec y en los Principios sobre Libertad de Expresión a nivel interamericano, “son contrarias al libre flujo informativo que debe prevalecer en una democracia”.

Las trabas y requerimientos gubernamentales que imposibilitan la importación de papel y otros insumos para la producción de diarios que no se fabrican en Venezuela, afectan mayormente a diarios más pequeños y de provincias que recurren a distribuidores. Desde comienzos de agosto, varios diarios dejaron de publicarse por falta de suministros. Entre ellos El Sol de Maturín, estado de Monagas; Antorcha, estado de Anzoátegui; El Caribazo, La Hora y El Caribe, estado de Nueva Esparta y Los Llanos y El Espacio, en estado de Barinas.

Paolillo, director del semanario uruguayo Búsqueda, dijo que “podemos estar frente a una catástrofe de proporciones mayores para la libertad de prensa si se reduce la capacidad operativa de los diarios venezolanos”. Agregó que “es inevitable pensar que la licencia de importación se utiliza en forma intencional para amordazar a la prensa”, por lo que encomió a las autoridades a dejar de imponer cortapisas antidemocráticas.

Para importar, los periódicos (o los distribuidores de papel) necesitan una cuota de divisas que permite la Comisión de Administración de Divisas (Cadivi), después de recibir un permiso de “certificación de productos de no producción nacional”, que originalmente debe emitir el Ministerio de Industria y Comercio. Hace varios meses, según denuncias periodísticas, y debido a que en 2012 el Gobierno retiró al papel periódico de la lista de importación de bienes prioritarios, el Ministerio se resiste a conferir esa licencia a los periódicos, afectando tanto a la prensa independiente como a la allegada al oficialismo.

Los inconvenientes a la importación de papel y otros insumos son de vieja data. En 2007, la SIP reclamó a Cadivi que “nuestro malestar es aún mayor considerando que la mayoría de los periódicos venezolanos mantienen la misma incertidumbre para la importación de papel periódico y otros insumos, lo que pondría en peligro inminente la publicación y circulación de sus productos afectándose de esta manera la libertad de prensa, la libertad de expresión y el derecho de los ciudadanos a la información”.

Un problema adicional es que el control de cambios trajo aparejado una gran especulación en el precio de los insumos. Algunos periódicos se vieron afectados al tener que dejar de comprar materiales de producción por fuera del mercado oficial de divisas, debido a los costos cada vez más prohibitivos.

El diario El Nacional reportó recientemente que circulan 46 diarios regionales en el interior de Venezuela, de los cuales 25 están prontos a agotar sus existencias de papel.

ADDITIONAL INFORMATION
Qué están diciendo otros miembros de IFEX
Recursos adicionales

Último tweet:

Tenemos un nuevo perfil sobre la defensora de los derechos humanos Máxima Acuña de Chaupe https://t.co/r4sdCbufht #Perú