REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Periodistas renuncian a diario El Universal en Venezuela por razones informativas

Este artículo fue publicado en ipys.org.ve el 13 de noviembre de 2014.

El 12 de noviembre de 2014, Carmen Rosa Gómez y Roberto Deniz, periodistas del diario El Universal anunciaron sus renuncias del medio impreso, a través de sus cuentas de red social de Twitter. Dichos pronunciamientos fueron efectuados luego que los periodistas denunciaran que desde la directiva recibieron presiones para censurar informaciones de interés público.

La periodista Carmen Rosa Gómez relató a IPYS Venezuela que renunció a su cargo como jefa de la sección de Economía de El Universal, impreso de circulación nacional y capital privado, luego de que la dinámica diaria promoviera la censura interna sobre informaciones de interés público en materia económica.

Gómez explicó que esta situación comenzó a acentuarse un mes después que el diario fuese vendido en julio de 2014, cuando comenzaron a suscitarse cambios en la primera página del periódico que escapaban de las manos de los jefes de sección.

Nuevos lineamientos en la sección de Economía
Independientemente de los cambios de propiedad, los trabajadores continuaron trabajando bajo un ambiente de continuidad debido a que los periodistas siguieron en sus puestos de trabajo y algunos jefes de área fueron ascendidos.

Uno de los casos que generó un pronunciamiento público entre los trabajadores del diario fue cuando el 15 de agosto de 2014 los directivos del diario decidieron no publicar una noticia elaborada por el corresponsal Ramsés Siverio sobre una protesta laboral por parte de trabajadores de la Siderúrgica del Orinoco “Alfredo Maneiro” (SIDOR C.A.) en el estado Bolívar el 14 de agosto. La periodista afirmó que la noticia fue sacada al momento del cierre de edición y no se dio explicación alguna.

Gómez recordó que en septiembre de 2014 comenzó una dinámica que consistió en una serie de llamados que comenzaron a hacerse entre la directiva, presidida por el señor Jesús Abreu Anselmi, y los periodistas, quienes recibieron el lineamiento de incrementar la producción de informaciones “planas” y reducir la producción de noticias. “A juicio del presidente de El Universal se debía llenar los espacios del periódico con informaciones relacionadas, por ejemplo, con la extracción del petróleo y el hierro”, dijo.

La ex jefa de la sección de Economía de El Universal afirmó estar de acuerdo con el principio de que un medio de información también puede educar al lector. No obstante, expresó en varias oportunidades -durante las reuniones de pauta- su preocupación por el espacio que se le daría a las informaciones de carácter noticioso dentro del periódico.

Gómez emitió sus observaciones en las mesas de Redacción, a través los jefes de Edición, a quienes les comunicó que no tendría problema alguno de apegarse a estos lineamientos educativos siempre y cuando se garantizara el aspecto noticioso en las informaciones.

La dinámica laboral en la sección de Economía no cambió notablemente salvo por el hecho de que los periodistas debían anticipar a la Redacción sobre algún personaje público que pudiese ser entrevistado para las entregas dominicales. “Nunca hubo una línea concreta de no publicar sobre un tema específico”, aseguró.

También recordó que los cambios sobre algunos textos periodísticos se hacían en horas de la noche, cuando los periodistas ya se habían retirado de la sala de Redacción. Afirmó que esto ocurría con mayor regularidad cuando las notas iban a ser reseñadas en la primera página. Aseguró que los Jefes de Mesa le notificaban, a través de un contacto telefónico, sobre los cambios que se iban a hacer sobre las notas.

Cambios de títulos y tergiversación en la información
La periodista Carmen Rosa Gómez aseguró que se pronunció por escrito, en tres oportunidades, con sus superiores por algunos cambios que se hicieron sobre tres noticias informativas. La primera ocurrió el 18 de octubre cuando una noticia sobre la caída en los precios del petróleo fue titulada Petróleo venezolano se ubica en $77,65 tras leve repunte ayer. “Yo manifesté mi inconformidad con esta nota a los demás editores y a los miembros de Mesa de Edición, porque con ese titular se falseaba la verdad”, dijo.

El segundo episodio se dio con una noticia del periodista Roberto Deniz, el 30 de octubre de 2014, cuando se publicó un texto en la edición impresa con un título y un sumario diferentes al original, y que cambió el sentido de la información.

“Yo asumí el reclamo del periodista Deniz ante la Mesa de Edición, pues manifesté a nombre de mi equipo la inquietud por esta decisión. Eso no lo escribe ni siquiera un estudiante de comunicación social”, recordó.

Luego de sostener el encuentro, los jefes de Mesa le notificaron que habían recibido la orden de sacar la información, y dichos cambios se hicieron para mantenerla en la edición de ese día.

El último episodio ocurrió cuando en la guardia del fin de semana del ocho y nueve de noviembre de 2014, la directiva decidió hacer unos cambios en los títulos de varios textos periodísticos en la sección de Economía. Entre las noticias que fueron reseñadas en la edición del 10 de noviembre, se publicó una noticia en la que los periodistas compararon los precios de la hallaca (plato navideño) en Mercal durante los años 2013 y 2014. La información revelaba un incremento de 201,2%.

Ese mismo día, el vicepresidente de Información del periódico les notificó a los periodistas de la sección de Economía que Jesús Abreu Anselmi, director del periódico, había considerado esta noticia como una agresión en su contra y del gobierno venezolano.

“Yo expresé mi preocupación porque se entró en un terreno de irrespeto. Me sentí muy incómoda en la Redacción y me resulta difícil tolerar ese tipo de cosas. Cuando escribí la carta expresando mi opinión, el equipo de Economía quiso suscribirla y se la entregó al Jefe de información”, aseguró.

Gómez dijo que el martes 11 de noviembre de 2014 transcurrió sin que recibieran algún llamado de sus superiores para reunirse luego de los señalamientos que había hecho el presidente. Los jefes guardaron silencio.

Debido a esta situación, la periodista renunció ese mismo día después de considerar que los principios básicos para ejercer el periodismo no se estaban respetando dentro de la empresa. “Yo utilicé los canales regulares para corregir las informaciones. Una cosa es seguir una línea editorial y otra cosa es falsear la información”, manifestó.

La periodista considera que la labor de todo medio es informar, y en estos casos los que se pretendía era desinformar al lector. Asimismo aseguró que actualmente existe una “juego perverso” entre preservar los puestos de trabajo y mantener los espacios informativos, pues se debe tener en cuenta que no es lo mismo.

“Una de las cosas más preocupantes es que muchos colegas creen que autocensurándose buscan preservar espacios, y en absoluto se preserva porque la información desaparece y no sale publicada. De esta manera se logra silenciar las noticias que no se quieren dar a conocer, y se termina perjudicando al lector y el periodista”, aseguró.

Cabe destacar que la carta del 10 de noviembre de 2014, y que circuló en la cuenta de red social de Twitter en la noche del miércoles 12 de noviembre, no fue divulgada por el equipo de periodistas que forman parte de la sección de Economía de El Universal.

Posterior a la renuncia de Carmen Rosa Gómez, el periodista Roberto Deniz, quien se desmpeñaba en la mencionada sección, también renunció al periódico El Universal. Esta información la notificó a través de su cuenta de red social de Twitter @robertodeniz.

Último tweet:

#GobiernoEspía: vigilancia sistemática a periodistas y defensores de derechos humanos en México. El informe:… https://t.co/frr1U85HBh