REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Presidente del parlamento venezolano acusó de espía a corresponsal extranjera

El 14 de enero de 2015, Diosdado Cabello, presidente de la Asamblea Nacional (AN), acusó a Mónica Villamizar, periodista independiente, de ser una espía norteamericana. Este hecho ocurrió durante la emisión de su programa televisivo "Con el mazo dando", transmitido por Venezolana de Televisión (VTV), principal televisora estatal.



Diosdado Cabello presidente del Parlamento, hizo uso de la información suministrada por un “Patriota Cooperante” quien le informó que Villamizar, corresponsal de Al Jazeera, cadena de televisión por satélite de lengua árabe, se encontraba cumpliendo otras funciones en el país que iban más allá de sus trabajos periodísticos.

“Llegó a Venezuela el 8 de enero de 2015. Me cuentan que se encuentra muy activa en Plaza Altamira, Centro Plaza, Chacao y varios sectores de la ciudad de Caracas. Acompañada de varios periodistas y un camarógrafo de nacionalidad inglesa. Igualmente ha sostenido reuniones en Parque Cristal con varios opositores de la derecha venezolana”, dijo.

Cabello leyó en voz alta la presunta advertencia de este informante, quien le dijo que periodistas vinculados a organismos de inteligencia norteamericana estaban ingresando al país desde la primera semana de enero de 2015.

También dijo que Villamizar tiene doble nacionalidad, colombiana y estadounidense, y que tiene vínculos con Álvaro Uribe Vélez, ex presidente de Colombia, y con sectores de Oposición en el país.

IPYS Venezuela tuvo conocimiento que la periodista se fue del país el 16 de enero de 2014, dos días después de los señalamientos en su contra. También se supo que la periodista tenía pautado permanecer en Venezuela hasta el 18 de enero del mismo mes.

Villamizar elaboró para la cadena Al Jazeera un reporte en video sobre cómo la falta de repuestos en la industria automotriz afecta el transporte en Venezuela. Asimismo, hizo una serie de reportajes en Caracas sobre las filas de personas en los supermercados del país desde finales del mes de diciembre de 2014.

Durante la transmisión del programa, el presidente del Parlamento ordenó a los organismos de seguridad del Estado que investigaran si la periodista tenía permiso para cumplir funciones informativas en Venezuela.

Poco después de estos señalamientos, la periodista Mónica Villamizar publicó en su cuenta de Twitter un mensaje en el que calificó de infundadas las declaraciones de Cabello, y también lo responsabilizó de cualquier hecho que pusiera en riesgo su vida y la de su equipo reporteril mientras permanecía en Venezuela:

“Rechazo de manera categórica todas las acusaciones. En mi carrera como periodista de televisión, siempre me he esforzado por ser justa y balanceada. El Sr. Diosdado Cabello (presidente de la Asamblea Nacional y, de facto, jefe del ejército) me etiquetó públicamente de espía en televisión y dio detalles de mi paradero, sugiriendo así que me estaban siguiendo. Unas declaraciones tan infundadas e irresponsables ponen en riesgo tanto a mi persona como a mi equipo. Regresaré a Venezuela a seguir reporteando, porque creo que los periodistas no deben ser silenciados”.

Una nota informativa publicada en el portal web Runrunes señala que el lunes 19 de enero, la periodista contestó, vía telefónica, las acusaciones del presidente del Parlamento y “aseguró que entró a Venezuela siguiendo absolutamente todas las reglas del Ministerio de Comunicación e Información. Fue revisada en el aeropuerto y siempre dijo a qué venía, a hacer periodismo”.

Esta no es la primera vez que IPYS Venezuela registra irregularidades y acusaciones contra periodistas de prensa extrajera, vinculadas con la tramitación de la acreditación del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información.

En octubre de 2014, Patricia Janiot, periodista colombiana que labora para la cadena de noticias CNN en Español, informó que Minci le negó la credencial que la certifica para ejercer el periodismo, como corresponsal extranjera, en el país. En una entrevista concedida para el diario El Nacional, la periodista aseguró que el permiso también le fue negado a su equipo reporteril con el que pretendía realizar una investigación sobre la realidad venezolana desde el punto de vista del ciudadano.

Aunque IPYS Venezuela pudo corroborar con reporteros de prensa extranjera en Venezuela, que acatan de manera regular los recaudos establecidos por el organismo, para cumplir funciones informativas en el país, los trámites suelen tardar más de lo esperado.

En la página web del Minci se tiene acceso a los recaudos que se deben consignar ante la Dirección General de Comunicación de Gobierno del Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información para iniciar los procedimientos de acreditación. Inclusive, se hace una distinción entre los recaudos de los corresponsales que se encuentran en Venezuela, y aquellos que vienen bajo la figura de “Enviados especiales” por un corto período de tiempo.

Aunque la cadena televisiva Al Jazeera no se ha pronunciado oficialmente por el caso de la periodista Mónica Villamizar, los hechos ocurridos en Egipto pudieron motivar que sus directivos solicitaron su salida del país, como medida de protección.

Se debe recordar que el 23 de junio de 2014, tres periodistas de Al Jazeera fueron sentenciados a siete años de prisión por un juez en El Cairo, luego de que fuesen acusados por estar presuntamente involucrados en difundir información falsa de Egipto.

La acusación y posterior sentencia desató la campaña mundial #FreeAJStaff para que los periodistas fueses liberados.

Se hará seguimiento a este caso.

Último tweet:

Watch @GuyVerhofstadt take down Hungary's authoritarian PM Orbán in the European Parliament https://t.co/54dYDBSw2w… https://t.co/BjaecL7kap