REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Simpatizante oficialista apuntó con arma de fuego al pecho de reportero de NTN24

Soldados de la Guardia Nacional escoltan a legisladores de la oposición y a sus partidarios, mientras salen de la Asamblea Nacional el 27 de octubre de 2016
Soldados de la Guardia Nacional escoltan a legisladores de la oposición y a sus partidarios, mientras salen de la Asamblea Nacional el 27 de octubre de 2016

AP Photo/Ariana Cubillos

Este artículo fue publicado originalmente en ipysvenezuela.org el 27 de octubre de 2016.

El 27 de octubre de 2016, un simpatizante oficialista amenazó y apuntó con un arma de fuego al pecho de Rafael Hernández, reportero multimedia de la televisora colombiana NTN24, cuando se disponía a acceder a las inmediaciones de la Asamblea Nacional (AN), órgano legislativo donde estaba pautada una sesión extraordinaria con relación al posible juicio político contra el presidente Nicolás Maduro. El hecho ocurrió a las nueve y media de la mañana.

Específicamente en la esquina La Ceiba, centro de Caracas, ciudad capital, fue el lugar donde el reportero Rafael Hernández fue abordado por un grupo de simpatizantes oficialistas que le impidieron el paso. “Los tipos me rodearon la moto y me pedían que me fuera, me dijeron que yo era de La Patilla (portal web). Yo les dije que no trabaja para ese medio. Fue ahí cuando un tipo me sacó una pistola”, aseguró.

Uno de los sujetos que intimidaba a Hernández lo apuntó con un arma de fuego entre el pecho y la boca del estómago. “Vete de aquí que te voy a matar. Te voy a meter un tiro”, aseveró el desconocido. El reportero intentó conversar con el sujeto, a quien le extendió la mano en señal de calma, pero este se la manoteó haciendo caso omiso al gesto.

Ante la actitud hostil de estas personas, el reportero logró zafarse de ellas y se retiró hacia la Esquina Las Monjas, mejor conocida como La Esquina Caliente, adyacente a la sede del Palacio Federal, donde los reporteros mediaron, por al menos 40 minutos, con funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana (GNB), cuerpo de seguridad del Estado, para que les permitiera el paso.

Con el reportero también se encontraban trabajadores de medios como Associated Press (AP), Agencia EFE y la televisora digital, VPI TV.

En horas de la tarde, IPYS Venezuela hizo seguimiento a la cuenta de Twitter de Hernández @sincepto. Su TL relataba lo ocurrido en horas de la mañana. Entre los mensajes destacados, el reportero publicó: “Las fuerzas de seguridad están OBLIGADAS a preservar nuestra seguridad. Así se los exijo, más aun hoy durante esta fatídica etapa”.

Esta alerta a la libertad de expresión representa una amenaza con arma de fuego por parte de simpatizantes oficialistas.

IPYS Venezuela exhorta a los funcionarios policiales y militares del Estado a garantizar la seguridad de los trabajadores de medios de comunicación social durante el cumplimiento de sus funciones.

El derecho a la libertad de expresión y el derecho a la información se encuentran consagrados en los artículos 57 y 58 de la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, los cuales establecen que toda persona tiene derecho a la comunicación libre y plural sin censura.

El numeral 9 de la Declaración de Principios sobre Libertad de Expresión de la Organización de Estados Americanos (OEA) establece que los hechos de agresión, amenazas e intimidación a los comunicadores sociales violan los derechos fundamentales de las personas y coartan severamente la libertad de expresión.

Último tweet:

١٩ أكتوبر يوم حاسم للناشط الرقمي علاء عبد الفتاح. أظهر تضامنك مع حملة تحرير علاء باستخدام #FreeAlaa @alaahttps://t.co/kT9aTIUHkF