REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Presidente usa ofensivas militares para encubrir ataques a disidentes

Mientras el Gobierno yemenita consolida el apoyo militar de la comunidad internacional para combatir a Al-Qaeda, continúan sus ataques contra los periodistas.
Mientras el Gobierno yemenita consolida el apoyo militar de la comunidad internacional para combatir a Al-Qaeda, continúan sus ataques contra los periodistas.

via AFP

Las autoridades yemenitas están emprendiendo violentas acciones de represalia en contra de defensores de los derechos humanos, periodistas y críticos de las políticas del régimen, según miembros de IFEX. En respuesta, 25 organizaciones árabes de derechos humanos, entre ellas el Cairo Institute for Human Rights Studies (Instituto Cairota de Estudios de Derechos Humanos, CIHRS) y otros tres miembros de IFEX, publicaron una declaración conjunta que pide al Gobierno poner fin a los secuestros, las desapariciones forzadas, la tortura y los arrestos arbitrarios.

El Gobierno está atacando a periodistas y activistas que han denunciado abusos contra los derechos humanos en el país, ya sea en la guerra entre rebeldes y los militares en Saada en el norte o en relación con el conflicto en el sur.

El 31 de enero de 2010, la familia de Muhammad al-Maqaleh, editor del sitio web de noticias independiente "Aleshteraki" del opositor Partido Socialista de Yemen, finalmente recibió noticias desde que fue secuestrado en Sana'a en septiembre. Los periodistas en Yemen han estado celebrando manifestaciones regulares desde que desapareció tras escribir un artículo que critica los ataques aéreos que han matado a 87 personas y lesionado a 100 en Saada, informa el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ). Luego "desapareció sin dejar rastro en el notable sistema penitenciario de Yemen". Sigue detenido sin cargos.

Según el CPJ, al-Maqaleh está muy débil tras ser gravemente golpeado y permanecer con la misma ropa ensangrentada durante tres meses.

La declaración conjunta destaca el caso del defensor de los derechos humanos Yasser al-Wazir, un miembro de la Organización de Yemen para la Defensa de los Derechos y Libertades Democráticas, que recientemente fue sentenciado a una pena de cárcel de ocho años. Ha desempeñado un papel activo en la documentación de infracciones a los derechos humanos vinculados con la guerra en Saada. Fue secuestrado hace más de 18 meses, detenido en un lugar secreto y se le han negado visitas familiares; se cree que fue torturado. Tras una parodia de juicio a puerta cerrada sus cargos incluyen formar un grupo armado.

En un incidente separado el mes pasado, dos periodistas fueron puestos tras las rejas por el Tribunal Especial para Periodistas, que se conoce por "amordazar la prensa e intimidar a periodistas" informa ARTICLE 19. El 17 de enero, Moaz Al-Ashihabi, un periodista para el periódico "Al Thaqafieh" fue sentenciado a un año de cárcel por escribir un artículo que "infringe la ley islámica".

y el 16 de enero, la escritora Anisa Mohammed Ali Othman fue sentenciada a tres meses de cárcel por escribir un artículo que se consideró ofensivo para el presidente Ali Abdullah Saleh en el periódico "Al-Wasat", informan la Red Árabe para la Información de Derechos Humanos (ANHRI) y otros miembros de IFEX. Fue acusada en respuesta a artículos que firmó sobre la corrupción gubernamental en 2007. Othman no fue notificada sobre la fecha del juicio y fue juzgada en ausencia. Su editor, Jamal Amer, fue llevado ante un tribunal para publicar su trabajo y fue multado con 50 USD. (Amer fue el ganador del Premio Internacional de Libertad de Prensa del CPJ 2006.) Tanto a Othman como a Al-Ashihabi se les prohibió escribir durante un año.

"El presidente puede hacer lo que le plazca en Yemen, pero los que quieren expresar una opinión y criticar lo que ocurre no pueden hacerlo. El apoyo que los países occidentales le dan a este Gobierno es inaceptable", dijo Othman a Reporteros sin Fronteras (RSF).

Un grupo de líderes internacionales que se reunió recientemente en Londres prometió ayuda para el que el Gobierno de Yemen enfrentará las amenazas de Al-Qaeda en el país, informa el CPJ. Pero esta aceptación pública del régimen permitirá al presidente Saleh aumentar los ataques contra los disidentes. "La detención constante de miles de prisioneros políticos da a los periodistas yemenitas numerosas razones para temer por su seguridad".

El Comité Yemenita para Proteger la Libertad de Opinión y Expresión (CPFEO) publicó en enero un informe que documenta la detención de siete periodistas, dice el CPJ. Documenta más de 140 infracciones a la libertad de prensa en 2009, entre ellas amenazas de muerte, campañas de difamación contra periodistas críticos y la proscripción de periódicos.

"Mis colegas y yo creemos firmemente que las medidas contra los medios y las manifestaciones pacíficas favorecen los intereses de Al-Qaeda" dijo al CPJ Sami Ghaleb, editor del semanario independiente "Al-Nida". Ghaleb fue llevado al tribunal esta semana por la cobertura de su periódico al descontento en el sur.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

WATCH LIVE: The 11th Gathering in Istanbul for Freedom of Expression is being streamed on this YouTube channel (2-6… https://t.co/r2IKoC9HXp