REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Manifestantes muertos, cientos de heridos y arrestados; medios atacados en enfrentamientos

Al menos 20 yemenitas fueron muertos mientras cientos de soldados se abatieron en un campamento de protesta en la ciudad sureña de Taiz el 29 de mayo y dispararon contra manifestantes, incendiaron casas de campaña indiscriminadamente y detuvieron a cientos de personas, informa la Red Árabe para la Información de Derechos Humanos (ANHRI). Y en medio de la violencia en ascenso, tanto las fuerzas militares leales al presidente Ali Abdullah Saleh como los pistoleros de la oposición y tribales están atacando a empresas de medios de comunicación en intercambios de fuego, informan el Committee to Protect Journalists (Comité por la Protección de los Periodistas, CPJ), la Federación Internacional de Periodistas (FIP) y el International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI).

La ofensiva revela que Saleh está determinado a aferrarse al poder "a pesar de la agitación, la intensa presión internacional para renunciar y las separaciones de aliados clave y algunas unidades del ejército", informa "The Guardian". El Cairo Institute for Human Rights Studies (Instituto Cairota de Estudios de Derechos Humanos, CIHRS) calcula que al menos 50 personas murieron en Taiz. Las fuerzas usaron tanques y vehículos blindados y arrasaron decenas de casas de campaña , dicen los informes noticiosos. Las fuerzas de seguridad además usaron un cañón de agua, gas lacrimógeno y bombas sónicas, mientras las casas de campaña fueron incendiadas cuando todavía había manifestantes lesionados en el interior. Treinta y siete personas lesionadas que estaban tratadas en el hospital fueron detenidas, informa el ANHRI. Los periodistas fueron detenidos en un hotel cercano y los francotiradores dispararon contra los manifestantes desde la azotea de un edificio, afirman los informes noticiosos.

"Las autoridades yemenitas han usado una fuerza brutal y excesiva para permanecer en el poder contra la voluntad de la mayoría de los yemenitas. Creen equivocadamente que están en el camino correcto para defender su legitimidad cuando ocurre lo contrario: cuanto más persisten en su escalada de crímenes contra civiles, más legitimidad pierden […] al dar órdenes de disparar contra su propia gente", acusa el ANHRI.

A medida que los combates de esta semana en la capital, Sanaa, entre tropas leales a Saleh y pistoleros que apoyan un influyente líder tribal, al menos 41 personas murieron el 1 de junio, dicen los informes noticiosos. Los enfrentamientos de la semana ya habían cobrado 200 vidas. Las batallas comenzaron después de que Saleh se negó a firmar un acuerdo promovido por Arabia Saudita y otros países del Golfo que exigían que renunciara al poder en un plazo de 30 días.

Mientras tanto, los están además sitiados mientras los actores armados tratan de controlar la narración de los hechos. Los combates comenzaron el 23 de mayo después de que fuerzas militares y pistoleros vestidos de civil leales a Saleh atacaron a fuerzas militares y pistoleros tribales alienados con el influyente líder tribal Sadiq al-Ahmar, quien se unió a la oposición en marzo. (Al-Ahmar y los miembros del liderato de la tribu han sido acusados de "alta traición y rebelión armada", según medios de propiedad estatal.) Dos días después, pistoleros leales a Saleh abrieron fuego con ametralladoras y morteros contra la difusora vía satélite privada Suhail TV. La estación es propiedad de un miembro de la familia de al-Ahmar. El ataque destruyó computadoras, cámaras y archivos, y dos camarógrafos fueron lesionados. El director de fotografía fue detenido por fuerzas de seguridad. Un locutor de la estación dijo al CPJ que "un oficial simpatizante en uno de los organismos de seguridad había dicho a los empleados de Suhail TV que los francotiradores en las azoteas circundantes habían recibido órdenes de matar a los empleados de Suhail TV a primera vista".

En un combate independiente la semana pasada, elementos leales a al-Ahmar y la oposición atacaron a la agencia de noticias Saba con ametralladoras y granadas disparadas con lanzacohetes, informan la FIP y el CPJ. Los medios de propiedad estatal informaron que tres pisos del edifico de Saba fueron destruidos y dos periodistas resultaron lesionados. Los periodistas locales informaron al CPJ que los pistoleros de al-Ahmar invadieron el edificio de Saba después de que francotiradores del Gobierno destacados en la azotea siguieron disparando contra el complejo de al-Ahmar, que alberga las oficinas centrales de Suhail TV y Al-Sahwa Net y se encuentra al otro lado de la calle. El ataque prosiguió durante varias horas y sólo se detuvo después de que el Sindicato de Periodistas de Yemen (YJS), una organización afiliada a la FIP, intervino y garantizó a las fuerzas de al-Ahmar que no había soldados del Gobierno en las instalaciones. Otros dos periodistas fueron lesionados en los disparos. El YJS organizó una marcha de solidaridad para condenar el ataque.

El 21 de mayo, el aprendiz editorial Hasaan Saeed Hasaan fue acuchillado varias veces tras negarse a permitir a un grupo de hombres armados entrar a las oficinas cerradas de "Al-Oula", un diario independiente en Sanaa, informan Reporteros sin Fronteras (RSF) y CPJ. YJS describió el hecho como un intento de asesinato contra el redactor en jefe del diario, Mohammed Ayash, pues los atacantes armados golpearon y patearon a Hasaan, le apuntaron una pistola a la cabeza y exigieron ser llevados a la oficina de Ayash. El intento de irrupción ocurrió a las 3 a. m., y Hasaan fue salvado por la policía militar quién escuchó sus gritos que pedían ayuda. En abril, otro periodista del personal fue golpeado por informar de una manifestación contra el Gobierno en Taiz.

Doce mil ejemplares de "Al-Oula" fueron confiscados en un punto de inspección gubernamental a la entrada de la capital el 19 de mayo. Recientemente, otros medios independientes y diarios de oposición han sido decomisados en puntos de inspección en todo el país.

Último tweet:

Chad media outlets shut down for the day, February 21, in protest against authorities harassment of journalists an… https://t.co/4Aofbsn0Fp