REGIONES:

SUBSCRIBE:

Sign up for weekly updates

Abusos contra libre expresión invaden todo bajo acuerdo para compartir el poder

El acuerdo para compartir el poder en Zimbabwe reconoció el derecho a la libertad de expresión el año pasado, pero los medios siguen amordazados y los periodistas siguen enfrentándose a intimidación y arresto, informan miembros de IFEX.

El Acuerdo Político Global entró en vigor el 11 de febrero de 2009, y fue aprobado en 2008 por la Unión Nacional Patriótica Africana de Zimbabwe-Frente Patriótico (ZANU-PF), el partido gobernante encabezado por Robert Mugabe, y por el Movimiento para el Cambio Democrático (MDC), la antigua oposición. Fue creado para resolver la crisis económica y política de Zimbabwe. Pero ha fracasado y "Mugabe y ZANU-PF siguen con todo el control", dice Human Rights Watch.

ZANU-PF sigue atacando violentamente a cualquier oposición y no hay libre flujo de información. Según Human Rights Watch, a principios de febrero, la policía disolvió las asambleas de reforma constitucional organizadas por el MDC, atacó a los participantes, y arrestó arbitrariamente a 143 personas en tres distritos. No hay estaciones de radio ni periódicos independientes. No se ha emitido ninguna licencia para empresas de medios independientes desde que se creó el Gobierno compartido.

El partido ZANU-PF usa los medios impresos y electrónicos de propiedad estatal como voceros para obtener el apoyo público mientras lanza su discurso del odio al MDC, dice Human Rights Watch. El partido sigue usando las fuerzas de seguridad como instrumentos de represión y se niega a permitir que sean reformadas.

Como parte de esta ataque contra la libertad de prensa, los distribuidores de un periódico de propiedad privada, "The Zimbabwean", editado en Inglaterra e impreso en Sudáfrica, fueron arrestados el 10 de febrero, se les impusieron cargos penales de "publicar falsedades" y luego fueron liberados, según Reporteros sin Fronteras (RSF). Los dos distribuidores, Barnabas Madzimure y Fortune Mutandiro, fueron detenidos en relación con una noticia sobre un supuesto grupo escindido que tomó el control de ZANU-PF, publicado en enero.

"Esto es más perturbador porque el gobierno de unidad nacional formado hace un año dijo que pretendía garantizar la libertad de prensa", dijo RSF.

Un periodista independiente que escribió para "The Zimbabwean", Stanley Kwenda, huyó de Zimbabwe a mediados de enero tras recibir una amenaza de muerte de un oficial de policía de alto rango en respuesta a un artículo que lo criticaba, informan el Media Institute of Southern África (Instituto de los Medios de Comunicación del África Austral, MISA) y otros miembros de IFEX. Kwenda es un miembro del Comité de Promoción de Harare de MISA-Zimbabwe y director del Fondo de Artistas para la Democracia en Zimbabwe (ADZT). Al mismo tiempo, el reportero gráfico independiente Andrison Manyere fue arrestado el 18 de enero mientras cubría una manifestación a favor de una mejor educación por parte de los miembros de los grupos de Mujeres y Hombres de Zimbabwe Levantaos. Actualmente está libre bajo fianza.

El 16 de febrero, un periodista mexicano fue detenido mientras intentaba filmar atracciones turísticas, informa el International Press Institute (Instituto Internacional de Prensa, IPI). "El Gobierno de Zimbabwe debe sensibilizar a la policía y los agentes de inteligencia respecto a los derechos de los periodistas. Es inaceptable que se usen las leyes penales y de seguridad como herramientas para encarcelar reporteros".

"Sin un ambiente de medios abierto, los zimbabweanos no podrán participar plenamente en el actual proceso de reformas constitucionales ni en elecciones futuras", dijo Human Rights Watch.

ADDITIONAL INFORMATION


Último tweet:

Will a new wave of Israeli legislation diminish internet freedoms? https://t.co/Nb1PjkXkcT @7amleh